Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de junio de 2024


Escritorio

Concertación pre estrena rol opositor con polémica por presidencia del Senado

Las divisiones al interior del actual conglomerado oficialista no se logran subsanar a días de dejar el gobierno. Y la batalla ahora se centra en la presidencia del Senado. Mientras la DC la reclama como un derecho, el PS también se proclama para liderar la mesa. 

Ninoska Leiva

  Viernes 26 de febrero 2010 18:05 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Las divisiones al interior del actual conglomerado oficialista no se logran subsanar a días de dejar el gobierno. Y la batalla ahora se centra en la presidencia del Senado. Mientras la DC la reclama como un derecho, el PS también se proclama para liderar la mesa. 

Continúa la polémica al interior de los partidos que buscan presidir el Senado en los próximos cuatro años. Mientras los independientes ya barajan propuestas con el futuro gobierno, la Concertación se mantiene dividida, aunque aclara es que no pretende llegar a un acuerdo con la oposición.

“Una de las cosas que nos pareció interesante es el hecho de que la Alianza pudiera llegar a un acuerdo con la Democracia Cristiana en el Senado y de esa manera, por qué no, darle a lo menos tres años de presidencia en  el Senado”, sostuvo el senador independiente Carlos Bianchi.

Sin embargo, la propuesta de Bianchi no tuvo buena llegada en la Concertación ni tampoco en el senador demócrata cristiano y principal carta de su partido para ocupar el cargo en disputa, Jorge Pizarro, quien aseguró que la idea no es llegar a un acuerdo con la actual oposición, sino resolverlo dentro del propio conglomerado.

“Hoy tenemos 19 senadores y esperamos sumar al senador del MAS, Alejandro Navarro. La primera obligación nuestra es consolidar nuestra mayoría y vamos a hacer un acuerdo dentro de la Concertación”, sostuvo.

Idea que es apoyada por el presidente de la Democracia Cristiana, Juan Carlos Latorre, quien insiste que el cupo para liderar en el Congreso debe ser de ellos.

“Nosotros seguimos en la idea de presidir el Senado en esta etapa dado que tenemos la mayoría y me parece afín a un criterio básico de representación democrática que se le reconozca el derecho a la DC”, dijo.

Sin embargo existen diferencias entre ambos parlamentarios falangistas, pues mientras Pizarro cree que es conveniente integrar a ex miembros de la Concertación, como el senador del MAS Alejandro Navarro, para Juan Carlos Latorre esa no es una buena opción.

Pero el Partido Socialista también tiene interés en ocupar la mesa de la Cámara Alta, aunque no está exento de divisiones internas. Mientras una facción busca instalar como presidente del Senado a Camilo Escalona, en la que se cuenta incluso al diputado Marcelo Díaz, principal opositor de Escalona al interior del conglomerado, otros representantes socialistas, como el senador Jaime Naranjo prefieren omitir su apoyo y esperar a que este lunes se tomen las decisiones.

En lo que sí hay consenso en el PS es en desechar la opción de llegar a un acuerdo con la Alianza.

Para Marcelo Díaz la propuesta del senador independiente Carlos Bianchi “son maniobras bien despreciables porque tienen el propósito de ver si logran partir a la DC. Yo lo encuentro bien vil”.

Punto en el que coincide el senador Naranjo, quien señaló que espera que “ningún partido de la Concertación ni nadie de la oposición vaya a caer en esa tentación y que busque beneficios personales sobre los colectivos. Sería una muestra de demasiada debilidad y entrega”.

En este escenario, los radicales creen que la presidencia del Senado debe dividirse en un año para cada partido de la coalición oficialista. Mientras que el PPD ha guardado silencio, reconociendo, eso sí, tener más cercanía con el socialismo que con la Democracia Cristiana.

Discusiones que han sido la antesala al encuentro que protagonizarán en el ex Congreso el lunes los parlamentarios de la Concertación y que son el comienzo del nuevo rol opositor que deberá asumir el actual conglomerado oficialista.

Síguenos en