Diario y Radio U Chile

Año XII, 23 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Anuncios presidenciales: menos de lo soñado más de lo esperado

  Martes 25 de mayo 2010 16:17 hrs. 




Valoramos que el Presidente Piñera en su cuenta del 21 de mayo al Congreso haya incorporado el  “Plan maestro de ciclovías y ciclobandas” para incentivar el uso de la bicicleta en las principales ciudades del país para mejorar el estado físico, reducir la congestión vehícular a través de este medio de transporte público.

Racontos ciclados. La medida mandatada al Ministro de Transportes, por el Presidente de la República hace recordar que gobiernos anteriores pagaron costosos estudios para planes para la construcción de ciclovías ofertados con gran parafernalia y poco cumplimiento. Se terminaron en algunas vías de mala calidad, inseguras e inconexas, sin mantención y no integradas a otros medios de transporte como metro y trenes suburbanos y Transantiago. Aplicaron un verdadero impuesto y barrera a los ciclistas al no incorporar el estacionamiento para la bicicleta en valor del pasaje multimodal y no se resolvió la hiper diagnosticada escasez de bicicleteros en servicios públicos y comercios, llenos de avisos: “Se prohíben bicicletas”.

Un voto de credibilidad y esperanza a la ejecución de este nuevo “Plan maestro de ciclovías y ciclobandas” que promete un avance notable a corto plazo. La próxima elección será el hito crítico en que los ciudadanos mandantes juzgarán logros y retrocesos -el ejecutivo y  legislativo-  en  relación a la implementación de esta sentida demanda ciudadana por facilidades y seguridades para hacer uso de la bicicleta en caminos urbanos y rurales.

Ley de la bicicleta Tongoy y Los Vilos. En algún lugar difuso del espacio-tiempo quedó la petición de suma urgencia al proyecto  “Ley integral de la Bicicleta”.  Se requería un acuerdo político de partidos de oposición y gobierno para su apruebo. El proyecto de marras enviado al Congreso por el gobierno de la Presidenta Bachelet -sin financiamiento- e inconsulto a: partidos políticos, municipios, vecinos, ciclistas y usuarios potenciales fué despachado por los ex-ministros Cortázar-Tohá-Viera Gallo  al fracaso  legislativo como denunciara la Asociación de Municipalidades y varios miembros de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados donde esta “Pequeña Gigante” duerme en espera de acuerdos políticos.

Bancada prociclista. Falta una “bancada prociclista” transversal en el congreso, que estudie en serio del proyecto y facilite una ciclovía legislativa a los acuerdos considerando que Senadores y Diputados -con privilegio de automóvil gratuito- desconocen el uso de la bicicleta como medio de transporte público. En caso contrario, la ley será campo de batalla de otros intereses -como se vio en los primeros debates de la Comisión de Transporte- lejanos al sentir de la gente, que espera con una  legislación moderna y práctica.

El consejo del Yedi: integrarse debe.

Como diría el maestro Yedi “integrarse debe” la promoción del uso de la bicicleta y  el  combate contra el flagelo de la obesidad y enfermedades asociadas al sedentarismo endémico de la sociedad chilena que ha encomendado el presidente al Ministro de Salud Pública. Cualquier presupuesto y modelo de salud será insuficiente, sino se cambian los estilos de vida de los chilenos hacia otros más convenientes y preventivos de crueles y silenciosas enfermedades, la mayoría de ellas de altísimos costos imposibles de financiar por cualquier sistema público o privado.

Los  programas de salud deben integrarse con los medios de transportes activos: caminar  y andar en bicicleta, sin olvidar su modalidad deportiva y recreativa. Esta solución es  altamente rentable en el contexto presupuestario restrictivo que impone la reconstrucción.

“Integrarse debe”, el anuncio presidencial de Ciclovias y Ciclobandas con las acciones del Ministerio de Educación para una formación de bicicultura en las universidades, colegios y jardines. Hoy se pide a jóvenes y adultos –conductores, peatones y ciclistas- conductas cívicas y comportamientos ejemplares en las calles   que nunca les han sido enseñados en el hogar ni en las aulas.

Ciudadanos mandantes olvidados. El gobierno contará con el apoyo ciudadano, responsable y no obsecuente, a la pronta ejecución del “Plan maestro de ciclobandas y ciclovías”  y las medidas  prociclistas que el gobierno emprenda, en espera de la aprobación de la “Ley integral de fomento del uso de la bicicleta”. Los ciudadanos mandantes deben ayudar al cumplimiento de los compromisos gubernamentales anunciados este 21 de mayo, exigiendo a sus  mandatados: altos funcionarios gubernamentales, autoridades, alcaldes  y políticos “de centro, izquierda y derecha”, que actúen -proactiva y asertivamente- en concretar rápidos acuerdos  de beneficio universal a la población, a los ciclistas y en particular a las mujeres, ancianos y niños, que desean usar la bicicleta y no se atreven por falta de condiciones mínimas.

Réquiem del futuro. La próxima elección será el momento de la verdad y primer hito de evaluación a la nueva oposición y actual gobierno. El voto a favor o el repudio a la indolencia de sus mandatados llegará a: gobierno central, regional o comunal, a los partidos políticos y a los congresales si no cumplen en  otorgar mejores condiciones para el uso de la bicicleta, dado  sus indiscutibles beneficios consensuados por la sociedad de: mejor salud, economía en transporte, descontaminación, descongestión del tránsito y la lucha contra el soterrado calentamiento global.

El anuncio del ambicioso “Plan maestro de ciclobandas y ciclovías” debe mantener el patrocinio del gobierno al “V Festival de Bicicultura”, en un gesto amable con la ciudadanía y los prociclistas para celebrar el próximo bicicentenario en espera la aprobación de una “Ley integral de fomento del uso de la bicicleta”.

La bicicleta, símbolo de modernidad y desarrollo de las ciudades de mejor calidad de vida en el mundo, ayudará a crear un  ambiente menos poluto para las generaciones  sobrevivientes que celebren el Tercer Centenario de la patria el  año 2110.

Omar Villanueva Olmedo
Presidente