Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 7 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ
Toño Freire

A salvar la casona del Grupo de los 10

Toño Freire | Martes 1 de junio 2010 17:01 hrs.


Fui de los primeros en llegar este domingo 30 hasta la legendaria casona colorada de Santa Rosa con Tarapacá. Me motivaban una exposición que se entrega en la Biblioteca Nacional destinada a resaltar la obra del Grupo de los 10 y la posibilidad de participar en el Día del Patrimonio Nacional que se celebra anualmente desde las mañanas del gobierno de Ricardo Lagos.

La muestra de la Galería de Cristal fue montada por alumnos de un postgrado de la Universidad de Los Andes y ellos también convencieron a la actual dueña de la otrora morada colonial para que abriera sus puertas. Clausurada desde hace varios lustros, renuente a la idea, únicamente accedió a que se abriera por algunas horas advirtiendo que sería la última vez. La causa: el paso de los años tiene a muy mal traer los aproximados mil metros cuadrados de la construcción en adobe y su intención es venderla a la brevedad posible. Incluso ya le puso precio: 400 millones de pesos. Y no es primera vez que está a la venta; en temporadas pasadas, el ministro Jaime Ravinet estuvo interesado en adquirirla. Igualmente ha sido ofrecida a los gobiernos de turno, pero jamás se ha concretado su salvación y restauración.

Es indudable que por su ubicación a dos cuadras de la Alameda, su valor supera al fijado. No obstante, más allá de tal guarismo comercial lo que otorga categoría a la vetusta casa es el hecho de haber cobijado una de las páginas más brillantes de la historia artística criolla.

Si  cualquier visitante puede aún ser cautivado por sus portones de cedro; su cincuentena de habitaciones; uno de sus tres patios con balcón interno volado de diez metros y nueve columnas; salón con altillo para grupo musical, rejas de fierro forjado; capiteles escupidos; atalaya para observar alrededores, es indudable que la atracción primordial yace en los nombres de Pedro Prado, Manuel Magallanes Moure, Juan Francisco González,  Julio Bertrand,  Acario Cotapos, Alberto García Guerrero, Armando Donoso, Augusto D’Almar, Alfonso Leng, Eduardo Barrios, Julio Ortiz de Zárate, Carlos Silva Vildósola, Diego Dublé Urrutia.

Generación brillante de escritores, pintores, músicos, arquitectos, que decidieron organizarse en el Grupo de Los 10 en tertulia llevada a cabo el 2 de julio de 1916 en la Biblioteca Nacional con lectura de un escrito de Pedro Prado y la interpretación musical de Alfonso Leng de su obra Las Doloras.

Posteriormente, en 1922, los decimales empezaron a reunirse en la casona de Santa Rosa, desde donde proyectaron su definitiva influencia en las artes y en la búsqueda de una identidad nacional. La leyenda cuenta que en esa esquina también vivió el gran actor Alejandro Flores con su esposa Carmen Moreno y que ahí dieron forma a su Museo O’Higginiano. Por todos esos antecedentes, cuesta imaginar que la casona colonial se vaya a caer en manos de un empresario para transformarla en un centro comercial y amerita la interrogante, ¿puede venderse un inmueble que fue declarado monumento histórico por decreto exento Nº 556 del 10 de junio de 1976?

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.