Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de julio de 2024


Escritorio

Huelguistas de hambre de poblado de Caimanes denuncian indiferencia de las autoridades ante sus demandas

Después de diez años, hoy comenzarán los acercamientos entre la comunidad de Caimanes y la empresa Minera Los Pelambres, para buscar una solución a la amenaza de un posible desborde del relave que contiene millones de toneladas de desechos tóxicos. Mientras, once personas llegan al día 22 de la huelga de hambre que mantienen para llamar la atención de las autoridades sin conseguir respuesta.

Francisco Mardones

  Lunes 18 de octubre 2010 8:35 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Hoy, las tres mujeres y ocho hombres que se mantienen en huelga de hambre en la comunidad de Caimanes, cumplen 22 días sin comer y su estado de salud continúa empeorando.

A los constantes dolores se suman ataques de pánico que se comienzan a hacer comunes con el pasar de los días.

Las demandas siguen en pie, pero con la diferencia de que el escenario está tomando otro rumbo, pues hoy, después de 10 años de pedir a la Empresa Minera Los Pelambres que entregue una solución a la contaminación y los riesgos que hoy rodean a la comunidad, se iniciará una mesa de diálogo entre las partes.

Dos gerentes de Los Pelambres y un par de dirigentes de Caimanes comenzarán a fijar posiciones respecto de la solicitud de la comunidad de una explicación sobre el posible desborde del tranque El Mauro.

La situación es tal que este tercer relave más grande de América Latina está en peligro de desbordarse con millones de toneladas de contaminantes, lo que sería fatal para los habitantes de los pueblos de la Provincia de Choapa, en la región de Coquimbo.

“Las aguas de ese acuífero surten de agua potable también a la comuna de Los Vilos. Aquí hay un riesgo muy alto de desmoronamiento de este gigantesco tranque. Esto lleva diez años de conflicto, acá han habido demandas por seis u ocho años que han sido planteadas por la comunidad de Caimanes, pero no han sido escuchados por parte de las autoridades, ni tampoco de las empresa”, explicó Lucio Cuenca, presidente del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA).

Pese a que la minera Los Pelambres acogió la petición de una mesa de diálogo con la comunidad, los dirigentes dan cuenta de una división interna entre los habitantes de Caimanes, pues aseguran que hace muchos años que la empresa compró las conciencias de la gente que hoy está asustada por el inminente riesgo.

Cristian Flores, vocero de la comunidad y los huelguistas, explica que si bien el establecimiento de la mesa es un avance en ningún caso se puede hablar de un triunfo, pues ésta se debió constituir antes.

“Me parece que llego el momento que la situación no dio para más. Ya entramos en la etapa de todo lo que dijimos en el principio ahora con el funcionamiento del tranque es algo real. Esperábamos que el Gobierno se hubiera acercado mucho antes. La minera como el Gobierno tienen mucha responsabilidad en la situación”, indicó el vocero.

Según Flores, ninguna de las autoridades locales se ha acercado, ni siquiera para preguntar por el estado de salud de los once huelguistas, ni menos para interceder ante la empresa por las demandas que se han hecho, manifestando que “el gobernador de la provincia no ha venido nunca a visitar a los huelguistas, a pesar de que estamos a dos cuadras de donde él trabaja. El intendente tampoco se ha acercado a visitar a los ayunantes, ni siquiera a preguntado por la salud de ellos. El alcalde de la comuna a venido dos veces a visitar a los huelguistas”.

A las 8.30 horas se concretará la primera reunión entre la empresa Minera Los Pelambres y las comunidades amenazadas por el relave, reunión donde están puestas las esperanzas para trabajar en conjunto por alcanzar una solución que buscan hace diez años.

Síguenos en