Diario y Radio U Chile

Año XII, 18 de enero de 2020

Escritorio

Beatriz Aurora Castedo presenta pinturas sobre la lucha zapatista en Radio Universidad de Chile

Luego de una exitosa temporada en Casa de las Américas de Cuba, las pinturas inspiradas en su experiencia en México llegan a nuestro país para presentarse en el hall de Radio Universidad de Chile. Se pueden visitar desde el miércoles 17 de noviembre, a las 19 horas en Miguel Claro 509, Providencia.

Rodrigo Alarcón

  Miércoles 10 de noviembre 2010 16:13 hrs. 

La artista chilena-mexicana Beatriz Aurora Castedo llegará la próxima semana a Radio Universidad de Chile para presentar la exposición “Ya se mira el horizonte. Historias pintadas”.

La muestra será inaugurada este miércoles 17 de noviembre a las 19 horas y contará con un trabajo especial, denominado simplemente “Chile”.

Al respecto, la artista ha señalado que “si tuviera que hacer un afiche chileno, creo que tendría: al fondo la cordillera, adelante el mar con sus pescadores de barquitas de madera en vez de los buques ladrones de las transnacionales, y en medio pondría a muchos mapuche, jóvenes, mineros, obreros, pobladores, pingüinos (de las dos clases: escolares y antárticos) y le pintaría un marco donde estaría Ernesto “Che” Guevara, Salvador Allende, Miguel Enríquez, José Bordas, La Luisa, El Chico, Víctor Jara, Pablo Neruda y en un lugar muy especial Violeta Parra, la más grande rebelde de nuestra historia”.

Hija de españoles republicanos exiliados de la Guerra Civil, Beatriz Aurora Castedo nació en Chile en 1956. Se dedicó profesionalmente a la pintura a partir de 1985 y después del golpe de Estado de 1973 participó en la resistencia, hasta que en 1974 fue secuestrada por el servicio de inteligencia de la Fuerza Aérea de Chile.

Estuvo 10 días desaparecida, salió con vida gracias a la solidaridad internacional y a su doble nacionalidad chileno-española. Después de vivir unos años en Madrid y en La Habana, en 1979 se fue a vivir a México, país que la conquistó.

En 1995 se nacionalizó mexicana. No vuelve a vivir a Chile “porque la dictadura además de asesinar, torturar, desaparecer y encarcelar a decenas de miles de chilenos le robó el alma a la patria, la dejó sin identidad, con una burguesía que enarbola lo peor del ser humano, una clase política retrógrada, oportunista y mediocre y una clase popular que quedó con un serio problema de autoestima. Si volviera sería a Arauco, ejemplo centenario de dignidad y rebeldía”.

Ha realizado exposiciones individuales en Tokio 1986-1987; Alicante 1988; Santiago 1989; Paris 1997; Zaragoza 1998; Cataluña 2007; Madrid e Italia, 2008; Montevideo y Valencia.

A partir de 1995 rediseñó la iconografía del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), trazando cuadros, afiches e ilustrando los libros del Subcomandante Marcos.

“La mayoría de las pinturas que actualmente realizo están inspiradas por la lucha zapatista, por su gente maravillosa, ejemplo de dignidad, de calidad y calidez humana, la más grande y noble que jamás haya conocido y a quienes les debo el haberme convertido en la pintora que soy. Mis pinturas proponen un mundo mucho mejor y ese mundo lo podemos hacer todos o nadie”, comenta.