Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 3 de marzo de 2024


Escritorio

Habitantes de Dichato en alerta luego de acuerdo con el Gobierno

Luego de terminar las movilizaciones, los damnificados por el terremoto y maremoto de febrero de 2010 valoraron los avances en la reconstrucción de viviendas, pero advirtieron que aún quedan puntos pendientes, especialmente en materia de empleo.

Macarena Scheuch

  Miércoles 27 de julio 2011 17:24 hrs. 
dichato

Compartir en

Las movilizaciones de los pobladores de Dichato, que se prolongaron por más de una semana, llegaron a su fin luego de una extensa reunión el martes entre los dirigentes sociales y autoridades de la región del Bíobío, donde estas últimas destacaron los avances, sobre todo, en materia de vivienda.

El intendente del Bío Bío, Víctor Lobos, sostuvo que “en la parte de vivienda, prácticamente tenemos resuelto el 90% o 100% de las inquietudes que ellos tienen. Nos vamos con dos o tres tareas pequeñas que son de fácil solución. Están inquietos porque en algunas partes hay que hacer viviendas en palafitos y eso significa un sobre costo, que debemos calcular”.

Uno de los principales avances del acuerdo son subsidios especiales de hasta 540 UF para la autoconstrucción de viviendas con asistencia técnica.

Entre las materias pendientes, junto con la instalación de palafitos en los sectores de Coliumo, Bordemar y Villarrica, están las incluidas en el petitorio social, sobre políticas de empleo, canastas familiares y subsidios en los servicios básicos, lo que va a ser analizado por la mesa que mantienen hace tres meses los dirigentes con la municipalidad de Tomé.

En esta instancia se analizaría también el estudio de la Ficha de Protección Social, que debería ser modificada en beneficio de los damnificados, quienes piden su congelamiento y que sólo sea considerado el certificado de inhabitabilidad como instrumento de medición.

Ximena Toledo, vocera del campamento El Molino, aseguró que están conformes, aunque solicitan aumentar el subsidio de la construcción de las viviendas de palafitos entre 150 y 200 UF más, puesto que el costo es mayor.

Sobre la reconstrucción de la escuela, la dirigenta destacó que, si bien una constructora ya se adjudicó las obras, las autoridades ofrecieron la construcción de una nueva.

En cuanto a la compra del terreno donde se reconstruirían las viviendas definitivas, propiedad de Forestal Arauco, la vocera señaló que el Sernageomin ya realizó el estudio y que se encuentran a la espera del informe de la mecánica de suelos.

Ximena Toledo manifestó su preocupación, especialmente, porque sea resuelta la carencia de empleo, donde sólo se les ofreció una capacitación por tres meses, con una manutención de 120 mil pesos.

Lo mismo planteó otra de las voceras del movimiento, Nury Ancao: “Pedimos 800 cupos de empleo. Eso se va a trabajar en la mesa, los cupos están, pero hay que analizar dónde van a estar, cuáles son los documentos que hay que presentar, quiénes son la gente que lo van a tomar. Para tomar un trabajo, a lo mejor hay gente que terminó su enseñanza media pero no ha podido encontrar un cupo, gente que no ha terminado, entonces son casos que hay que ver, afinar muy bien con la mesa que estamos trabajando hace cuatro meses. El trabajo está, pero lo que falta es solamente afinar los detalles, cómo van a ser las horas, dónde se va a trabajar”, dijo.

Las dirigentas de El Molino aseguraron que el intendente se comprometió a enviar un delegado a las reuniones en Tomé, con poder resolutivo, aunque insisten en que sus mayores esperanzas se encuentran en un eventual delegado presidencial en la zona.

Los habitantes de los tres campamentos seguirán en estado de alerta, puesto que si el Gobierno no da pasos concretos en las demandas planteadas, volverán a realizar movilizaciones.

En tanto, el alcalde de Tomé, Eduardo Aguilera, valoró los acuerdos que, según dijo, responden a una serie de demandas planteadas en diversas instancias, como el Congreso y el ministerio de Vivienda, desde mucho tiempo atrás. Además, destacó el aumento en el subsidio de 55 a 150 UF para la reparación de hogares de todo el borde costero afectados por el terremoto y maremoto y la ampliación del derecho a los allegados.

Aguilera también enfatizó la necesidad de que el delegado presidencial tenga amplias facultades y resuelva los problemas sobre la marcha, puesto que hay soluciones que escapan al intendente y se necesitan decisiones a nivel nacional.

Síguenos en