Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de enero de 2020

Escritorio MENÚ

Pobladores cuestionan rol de Felipe Kast como delegado para la Reconstrucción: “Parece una figura cosmética”

Felipe Kast comenzó sus actividades como nuevo delegado presidencial para la Reconstrucción con un fuerte énfasis erradicar las aldeas y campamentos del país. Sin embargo, los habitantes viviendas de emergencia y organizaciones sociales se mostraron críticos frene al nuevo rol del ex ministro de Planificación y criticaron la aparición de esta nueva autoridad.

Paula Correa

  Martes 2 de agosto 2011 17:57 hrs. 

“Hay un énfasis que el Presidente de la República me ha encargado, que si queremos derrotar la pobreza extrema, los campamentos son la cara más dura y más visible de esa dimensión”, afirmó el ex ministro del Mideplan, ya en su nuevo rol de delegado para la Reconstrucción.

Para Kast esto significa trabajar en terreno y en coordinación con distintos ministerios como Vivienda, Mideplan ahora a la cabeza de Joaquín Lavín, Interior o Bienes Nacionales, para erradicar las llamadas “aldeas” en las que hoy habitan unas cuatro mil 300 familias damnificadas por el terremoto del 27 de febrero del 2010, y los campamentos, que hoy albergan a otras 30 mil familias.

Sin embargo, los mismos habitantes de campamentos del país han manifestado sus reparos frente al aporte concreto que generará este delegado presidencial, más aún tratándose de un ex ministro que fue retirado del gabinete, como es Felipe Kast.

“Así como gastan millones para poner a una persona ahí, todo ese dinero deberían invertirlo en la reconstrucción. Si tienen un intendente y toda la gente que tiene que trabajar en la materia, no creo que una persona en especial vaya a cambiar las cosas. No pienso que tenga una mayor trascendencia que llegue una persona especial porque lo que tienen que haber es voluntad política y eso es lo que falta”, dijo Bárbara Orrego, dirigenta del campamento Villa Futuro de Chiguayante.

Desde el campamento Centinela II en Talcahuano, los pobladores manifestaron que hay temas pendientes en la gestión del Mideplan que realizó Kast, donde se registran algunas irregularidades en las puntuaciones de la ficha de protección social, y serios retrasos en la gestión de los antecedentes necesarios para postular a subsidios.

“Él tiene un tema pendiente muy fuerte ahí. Nosotros salimos perjudicados con el asunto de la Ficha de Protección Social cuando estuvo en Mideplan. Nosotros tuvimos entre 6 mil y 8 mil puntos cuando vivíamos en nuestro departamento y ahora tenemos 12 mil viviendo en mediaguas, por eso estamos mal con él”, sostuvo Leonardo Escobar, representante de los pobladores de Centinela II

Por otro lado, organizaciones sociales especializadas en el proceso de reconstrucción también fueron críticas, en particular, sobre la creación de esta nueva figura, tal como comentó Nicolás Valenzuela de la ONG Reconstruye, quien manifestó serias dudas de las razones por las que se nombró a Kast en este rol.

“Se ha hablado que es el delegado de la erradicación de las aldeas y campamentos, lo que no es lo mismo que el delegado de la reconstrucción. Este proceso tiene muchas más variables que la gente que vive en las aldeas. Lo más grave es que en la forma en que está estructurado el cargo, él no está dentro de ninguna orgánica de la línea de poder que se mueven dentro de los ministerios. Las estructuras dentro del Estado funcionan de forma muy concreta y es que hay distinta líneas de responsabilidad y su poder dentro del ministerio va a ser poco. Por eso uno piensa que esta va a hacer una figura cosmética”, sentenció Valenzuela.

El arquitecto señaló que los delegados presidenciales se crean en casos de emergencia y con atribuciones sobre territorios específicos, acotados, no en las tres regiones más centrales del país. Además, señaló que la figura encargada de erradicar los campamentos y las aldeas, ya existía hace bastante tiempo en el interior de la secretaría ejecutiva de desarrollo de barrios dentro del Ministerio de Vivienda.

Para Valenzuela el Gobierno está en una situación complicada en varios temas y tiene que salir del paso, y remarcó que el problema acá es si esta decisión se tomó por razones políticas internas o si el nuevo delegado presidencial realmente aportará al problema.