Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 24 de junio de 2024


Escritorio

Proponen alternativa para el desarrollo energético del país

Diversas organizaciones ciudadanas, parlamentarios y académicos dieron a conocer este lunes en un seminario de la Fundación Chile 21 los alcances de la propuesta de la Comisión Ciudadana, Técnico, Parlamentaria para el desarrollo eléctrico. Este documento surge como una alternativa a lo planteado por el Consejo Asesor convocado por el Ejecutivo, que sólo mantendría “más de lo mismo” en esta materia.

Loreto Soto

  Lunes 12 de diciembre 2011 18:34 hrs. 
parque eolico

Compartir en

Los conflictos ambientales que estallaron durante todo este año pusieron sobre la mesa la necesidad de trabajar en un proyecto de desarrollo energético que tome en cuenta los requerimientos de las comunidades en armonía con el cuidado del medio ambiente.

Y pese a que el Ejecutivo convocó a un Consejo Asesor para el Desarrollo Eléctrico (Cade)  para comenzar a analizar reformas en la materia, un grupo de organizaciones sociales y parlamentarios presentaron una propuesta alternativa, cuyos principales lineamientos se relacionan con el fin de la mercantilización de la generación eléctrica; mejorar la gestión de la demanda y eficiencia energética y otorgar al Estado un rol preponderante en las decisiones que se tomarán a largo plazo en este ámbito. Este último punto se complementa además con consultas ciudadanas vinculantes.

El pasado 30 de noviembre la Comisión Ciudadana, Técnica y Parlamentaria para la Política Eléctrica presentó su documento al Presidente Sebastián Piñera y este lunes un grupo de entidades ligadas a la elaboración de la propuesta dio a conocer los alcances del texto en un debate organizado por la Fundación Chile 21.

La directora del programa Chile Sustentable, Sara Larraín, comentó que esta proposición emanada de las bases aborda sustancialmente un cambio en materia energética cuyo foco son las Energías Renovables No Convencionales, a diferencia de la del Cade, que sólo estaría reforzando la carbonización de la matriz, apoyando los megaproyectos hidroeléctricos y continuando con estudios en materia nuclear.

“El Gobierno armó esta comisión que fue tan poco representativa y por lo mismo se armó este emprendimiento paralelo. El Ejecutivo va a tener que plantear algún cambio de rumbo. No es sostenible políticamente ignorar la movilización ciudadana porque los proyectos se desarrollan en los territorios. Si no hay un acuerdo, una participación y una aceptación de la sociedad chilena sobre cómo se lleva adelante el desarrollo energético, Endesa, Colbún y Gener pueden seguir adelante, pero van a tener conflictos”, afirmó la ambientalista.

La propuesta apunta además a desconcentrar la propiedad y establecer una institucionalidad independiente para la operación del sistema eléctrico que hoy está enteramente operado por el sector privado. Por otro lado, solicita al Gobierno el patrocinio de  la ley que establece que de aquí al año 2020, la matriz debe contener un 20 por ciento de Energías Renovables No Convencionales.

En torno a la eficiencia energética se sugiere que la Agencia Chilena se transforme en una entidad pública, que se ponga en funcionamiento el Plan de Acción 2010-2020 en esta materia. “Si en esta década se llevan a cabo políticas de eficiencia en el sector comercial, residencial, industrial y minero y se funciona con el presupuesto necesario para ello, Chile podría ahorrarse centrales equivalentes a 2600 megas, es decir, la construcción de Hidroaysén”, dijo Larraín.

Por su parte, el director del programa de Medio Ambiente de la Fundación Chile 21, Patricio Rodrigo, afirmó que las autoridades deben hacerse cargo de los planteamientos ciudadanos en la materia.

“El tema de la energía está estrictamente vinculado con un modelo de desarrollo y un proyecto país. Una mala política eléctrica no solamente destruye el medio ambiente sino que también las culturas donde se inserta y explota el bolsillo de los consumidores, en especial, de los más débiles. El quintil más pobre gasta el 20 por ciento de su ingreso en energía, lo que es una brutalidad sólo por una mala política eléctrica. Estamos esperanzados en que las autoridades escuchen estas propuestas y la hagan parte suya para ir logrando un país más justo y sustentable”, comentó.

Rodrigo subrayó que es necesario cambiar el modelo de distribución energética actual donde la oferta es la que maneja el sistema bajo la consigna “mientras más vendo más gano”. “Lo que debería gestionarse es la demanda: Cuánto quiero consumir, para qué, dónde, y tratar de buscar un abastecimiento de los territorios”, precisó.

En la comisión participaron senadores de todos los partidos políticos, además de organizaciones ciudadanas y académicos.

Síguenos en