Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de julio de 2024


Escritorio

Con “pendientes” avanza tramitación de ley que regula a las farmacias y laboratorios

Hace varios años en el Congreso se revisan diversas iniciativas que buscan transparentar el negocio de la salud en Chile. Principalmente el sector de las farmacias. Este rubro tiene varias materias pendientes respecto a los derechos de los consumidores. Este 2012 se inició con el primer avance de un proyecto que pretende modificar el Código Sanitario y asegurarle varias herramientas al cliente al momento de comprar un producto.

Diana Porras

  Lunes 9 de enero 2012 12:46 hrs. 
farmacia

Compartir en

La denominada Ley Nacional de Fármacos e Insumos Médicos ha sido presentada como un gran avance en varias materias: permitirá institucionalizar el concepto de bioequivalencia, otorgará atribuciones al Instituto de Salud Pública respecto a áreas poco reguladas como es el uso de cosméticos, medicamentos e insumos médicos, perfeccionar regulación de las farmacias y mayor  transparencia de precios.

En una primera etapa, este proyecto que modifica el Código Sanitario, fue aprobado en primer trámite en la comisión de salud del Senado.

El senador de RN, Francisco Chahuán, destacó los avances del proyecto como mejorar las coberturas y la sanción ante las prácticas que se relacionan con incentivos tanto de los laboratorios a los médicos como a las farmacias.

Pero teniendo conciencias de los distintos temas que rodean este sector económico, el legislador alertó sobre los puntos pendientes, como la “concentración” en este rubro.

“Tenemos que generar todas y cada una de las condiciones que nos permitan establecer una bioequivalencia. Hasta ahora en nuestro país no existía una bioequivalencia reglada que permitiera facilitar el acceso a estos medicamentos. Una cosa distinta es la alta concentración de los mercados y es un tema donde este proyecto de ley no es capaz de hacerse cargo,  porque esto implica otro tipo de iniciativas legales”, explicó el parlamentario.

La comisión de la Cámara Alta acordó que dos artículos, 5 y 6, serán analizados por las comisiones de Constitución y Hacienda, respectivamente. Éstos se refieren a sanciones por comercialización no autorizada, uso malicioso de la receta médica y los nuevos recursos que serían destinados a esta reglamentación.

El presidente del Senado,  Guido Girardi (PPD), destacó los puntos positivos.”Este es un proyecto en el cual los senadores somos autores, yo entre ellos, que pretende terminar con los abusos de las grandes cadenas y que han atentado contra la salud de la población en un monopolio que es inaceptable y por lo menos le hemos puesto regulaciones que va a permitir que la gente tenga lista de precios, que no le cambien la receta, que la gente tenga información”.

Sin embargo, el secretario general del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile, Mauricio Huberman, manifestó que hay muchas imprecisiones en el proyecto que finalmente pueden quedar sólo en “anuncios inescrupulosos” sin observar las normas actuales que permitan evaluar plazos reales para cumplir con las nuevas regulaciones.

“Aquí estamos muy atrasados en cosas que debieron haber pasado hace diez años, como la bioequivalencia, están recién ocurriendo. Hoy el ministerio, con tal de aprobar y ver muchas de estas cosas, ha estado muy apurado haciendo cosas. Hace algunos meses atrás teníamos dos laboratorios autorizados en Chile y ahora él aprobó cuatro aunque no tengan las maquinarias”, señaló el dirigente gremial.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, advierte que “como esta iniciativa generará tales cambios en la forma como entendemos hoy la receta médica, la transparencia de los precios, que nos parece crucial que se tramite con la máxima celeridad, de manera esperamos que en abril de este año, ya sea  ley de la República”.

Síguenos en