Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de abril de 2024


Escritorio

Críticas al sistema carcelario: “Aún no se aprenden las lecciones del accidente de San Miguel”

Siguen las reacciones al intento de fuga de los reos de alta peligrosidad de la cárcel de Talagante. A la polémica generada por la presunta responsabilidad de Gendarmería se suman también una serie de críticas al sistema carcelario y que señalan que transcurrido más de un año del incendio de la cárcel de San Miguel, no se habrían aprendido las lecciones de fondo que dejó la tragedia.

Paula Correa

  Miércoles 1 de febrero 2012 14:00 hrs. 
CARCEL HACINAMIENTO

Compartir en

Fuertes críticas a la gestión de Gendarmería surgieron con la muerte de uno de los reos que se fugó del centro penitenciario la tarde del domingo pasado.  El alcalde Talagante, Raúl Leiva, apuntó  a la falta de información entregada durante las primeras horas, e incluso a días del incidente que contempló una fuga, un motín y una amague de incendio al interior del establecimiento.

A esto se suman los cuestionamientos a la forma en la que el personal contuvo la huída. Sin embargo, tanto el fiscal de la zona Metropolitana Occidente, Leonardo Tapia, como el mismo titular de Justicia, Teodoro Ribera, respaldaron el actuar de la institución.

“El personal da órdenes e instrucciones precisas de que si alguien ingresa a la zona de fuego, luego de disparar al aire, se debe utilizar el armamento”, afirmó y añadió que “no estamos hablando, aunque sea duro decirlo, de blancas palomas”.

Sin embargo, pese al protocolo, la  coordinadora del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile,  Olga Espinoza, criticó la medida.

“Un intento de fuga es un delito en el que corresponde el uso de la fuerza pública, pero de manera racional. Me llamó la atención que precisamente uno de los internos haya fallecido de un disparo en la cabeza porque esa es una medida extrema que se suele tomar en una situación límite, que se debe intentar evitar a toda costa. Ese es un tema complejo que debe ser investigado porque constituye una vulneración grave”, comentó la experta.

Efectivamente el Ministerio de Justicia ordenó sumario administrativo y se prepara ya una reconstitución de la escena para determinar las circunstancias que rodearon el hecho, lo que no dejó muy conforme a la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (ANSONG). Su presidente, José Maldonado, señaló que las autoridades están actuando “con exceso de celo”.

Maldonado afirmó que este hecho es una nueva señal de la crisis que atraviesa Gendarmería y el sistema penitenciario, acusando una seria falta de seguridad en el centro penal y develando una sobrepoblación de un 163 por ciento.

“Esta cárcel fue hecha para cienreclusos y se le hicieron algunas modificaciones donde la multicancha quedó convertida en una sección de reos con una separación  para imputados primerizos y reincidentes. Con eso aumentó su capacidad a 228, pero tiene 650 y además está en una zona residencial. Ninguna de las condiciones están dadas allí. Lamentablemente seguimos siendo todos, los presos y gendarmes, víctimas de un sistema enfermizo donde los penales están obsoletos, no tienen evolventes de seguridad, no están las condiciones mínimas y pasan estas cosas”, sentenció el dirigente.

El presidente de Ansong añadió que “aquí no se han aprendido las lecciones de fondo que dejó el accidente de la Cárcel de San Miguel”.

De hecho, en la medianoche de este miércoles se presentó otro tenso episodio cuando un amago de incendio provocó la evacuación de un centenar de reclusas de la Cárcel de Mujeres de San Joaquín. Tres de ellas resultaron con principio de asfixia y fueron atendidas por personal de enfermería.

Ante esto la diputada UDI, Mónica Zalaquett, afirmó que lo vivido en la cárcel de Talagante revela nuevamente una serie de fallas en el sistema penal chileno, las que tienen que ser corregidas a la brevedad aplicando una reforma completa al sistema carcelario.

Para esto, indicó que se debe poner el énfasis en la rehabilitación de los reclusos además de la necesidad de flexibilizar las penas, generar un sistema de prevención del delito eficiente y un adecuado modelo de reinserción social y capacitación para los condenados.

Síguenos en