Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de mayo de 2022

Escritorio

Movimiento social de Aysén da plazo al Gobierno para entregar propuestas

Crece la tensión en la región luego que los dirigentes del movimiento anunciaran que esperarán hasta el mediodía de este domingo para saber cuándo el Ejecutivo presentará su respuesta a las demandas. El ministro Rodrigo Álvarez respondió de inmediato que el Gobierno "no acepta ni aceptará condiciones para llevar adelante las conversaciones". En la tarde del sábado hubo nuevas manifestaciones.

radio.uchile.cl

  Sábado 3 de marzo 2012 23:17 hrs. 
aysen

El movimiento social de Aysén entregó plazo hasta el mediodía de este domingo para que el Gobierno defina cuándo presentará su respuesta a las demandas de las distintas organizaciones de la zona.

“Damos al Gobierno un plazo hasta el mediodía del domingo 4 de marzo para que defina la hora en que presentará formalmente sus propuestas a la mesa de trabajo y a partir de ese momento comenzar el diálogo en pos del mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades regionales”, declaró en la noche del sábado el vocero Iván Fuentes.

“La situación actual no es responsabilidad de los habitantes de la región de Aysén, sino de un Gobierno que no que querido escuchar el clamor de los cien mil niños, jóvenes, hombres y mujeres que han planteado once demandas concretas que recogen las más sentidas e históricas aspiraciones de la Patagonia”, sostuvo el dirigente.

En esa línea, Iván Fuentes hizo un llamado a “los habitantes de cada pueblo y localidad de la región de Aysén a esperar en tranquilidad en sus casas, con fuerza y convicción, la respuesta del Gobierno ante el planteamiento del movimiento social por la región”.

Minutos más tarde, el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, respondió que “este Gobierno, democráticamente elegido, que resguarda el Estado de derecho y representa a todos los chilenos, partidarios y opositores, no acepta ni aceptará que le pongan plazos ni condiciones para llevar adelante las conversaciones”.

Desde la Intendencia en Coyhaique, el ministro enviado a la zona rechazó “la falta de voluntad” del movimiento y aseguró que se han hecho “todos los esfuerzos públicos y privados y pusimos toda la voluntad para lograr la disposición de ellos para sentarnos a conversar, dentro de un marco de legalidad”.

Asimismo, Álvarez dijo no aceptar que se mantenga a los habitantes de la región “privados de las condiciones mínimas en un Estado de derecho que se pueda respetar”.

Las declaraciones se producen luego de una jornada de manifestación en Coyhaique, en la que participaron miles de personas durante la tarde.

Este sábado también la municipalidad de Coyhaique decretó emergencia comunal, debido al desabastecimiento que ha provocado el bloqueo de las rutas. La determinación permite que, cuando se desocupen los caminos, haya acceso sin licitación previa a alimentos básicos, medicamentos, leña, gas y otros elementos básicos.

En tanto, este sábado también la Multigremial de Aysén llamó a deponer las tomas de caminos y manifestó “preocupación total” por los más de 15 días en que la zona permanece “prácticamente paralizada y sin abastecimiento”.

“En general, la región se abastece de todo desde la zona centro y la situación ha llegado a límites complejos. Los negocios se van a ver obligados a cerrar”, señaló Eladio Muñoz, presidente de la Cámara de Comercio de Coyhaique.

La entidad también emplazó al Gobierno a acceder inmediatamente a discutir “la totalidad de las demandas planteadas por el movimiento y sin interrupciones”.