Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 21 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ
Gabriela Paiva Hantke

Productos farmacéuticos y agricultura, temas pendientes en propiedad intelectual

Gabriela Paiva Hantke | Lunes 2 de abril 2012 10:19 hrs.


El tema de la propiedad intelectual ha tomado actualidad con motivo de los compromisos pendientes a los que Chile debe dar cumplimiento en materia de propiedad intelectual del Tratado de Libre Comercio entre Chile y los Estados Unidos, los cuales están contenidos en el Capítulo 17 de dicho tratado, que han salido a la luz a raíz de las declaraciones de un reconocido senador de los Estados Unidos, y ante tal evento es posible que finalmente se concrete el avance en los aspectos pendientes de propiedad intelectual. Con posterioridad a estas declaraciones El Gobierno envió el proyecto de ley para mejorar el denominado linkage en productos farmacéuticos, materia aun pendiente por parte de Chile.

Uno de los compromisos adquiridos es la ratificación de ciertos tratados internacionales  con plazos acordados al 2007 y al 2009. Lentamente estos compromisos se han ido cumpliendo y es así como el año 2009 Chile ratificó el Tratado denominado Patent Cooperation Treaty (P.C.T), y el año 2011 el Convenio de Bruselas sobre señales satelitales y el Tratado de Marcas.

Queda pendiente de cumplimiento lo que a mi juicio son dos grandes temas, uno es el linkages en materia de productos farmacéuticos y el otros es la protección de nuevas variedades, materia del ámbito agrícola. Una de las materias que es de la mayor relevancia para los Estados Unidos es dar cumplimiento a la obligación de establecer el linkage o vínculo entre patentes y productos farmacéuticos, en el sentido que las autoridades de salud que aprueben la comercialización de un producto protegido con patentes no extiendan tal autorización o permitan su uso para La comercialización de otros productos, ya que justamente ese el valor y la utilidad que se le atribuye a una patente de invención, que se caracteriza por ser un derecho exclusivo que se otorga a su titular, siendo este tema  tal vez el más relevante para Estados Unidos en el capítulo de propiedad intelectual, y finalmente nuestro país ha dado un paso importante al enviar un proyecto de ley al Congreso.

Otro tema pendiente, y que para Chile es de la mayor relevancia, es dar cumplimiento a la ratificación de UPOV 1991, tratado que protege las nuevas variedades vegetales de plantas, cuyo proyecto de ley se encuentra pendiente en el Congreso, bastante demorado, ya que su ratificación debió producirse a más tardar el 1 de enero del 2009. La obligación de ratificación de Upov 1991, también al 1 de Enero del 2009,  además se encuentra  contemplada en el capítulo de propiedad intelectual del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Japón, y asimismo en  el Tratado de Libre Comercio entre Chile y Australia, por lo cual si se adecuara nuestra ley 19.342 sobre nuevas variedades vegetales y se ratificara UPOV 1991, Chile avanzaría en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de propiedad intelectual  con importantes socios comerciales del Asia Pacífico.

Para Chile es particularmente de interés la adecuación a los estándares de Upov 1991, ya que significará que el sector agrícola vegetal cuente con las bases más modernas y exigentes, por lo cual sus productos y exportaciones podrán cumplir a cabalidad con las mayores exigencias legales en cualquier parte del mundo, convirtiéndose en una verdadera llave de acceso y en un elemento de eliminación de eventuales barreras de ingreso a los mercados que exijan este nuevo estándar 1991. Por lo demás,  los estándares de Upov 1991 serán los imperante a nivel global debido a que al momento de entrar en vigencia Upov 1991 (esto es el año 1998) se cerró el acceso a Upov 1978, y como muy pocos países eran miembros de Upov en ese entonces, la única posibilidad para aquellos que quieren ingresar al sistema Upov es hacerlo adhiriendo a Upov 1991. Esperemos que pronto también existan avances en esta materia y se apruebe el proyecto de ley que se encuentra en el Congreso.