Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de junio de 2022

Escritorio

Caso Bombas:

“Esto fue una investigación pésima y horrenda”

A días de la resolución del Tercer Tribunal Oral en lo Penal, las críticas de los abogados defensores apuntan al ex fiscal Alejandro Peña. Mientras el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, aseguró que el ex persecutor ameritaba sanciones por los errores en su investigación, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter llamó a no “satanizar” su figura.

Claudio Medrano

  Martes 29 de mayo 2012 20:53 hrs. 
hinzpeter

Las defensas de los seis imputados en el llamado Caso Bombas respondieron a las declaraciones formuladas por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, quien pidió no satanizar la figura del ex fiscal Alejandro Peña.

Cabe recordar que el ahora asesor del ministerio del Interior encabezó la investigación en esta causa, ordenando la detención de 14 personas supuestamente vinculadas a la colocación y detonación de una serie de artefactos explosivos en Santiago, entre 2005 y 2010.

Pero al poco andar del proceso fueron desechadas una serie de pruebas, además de revelarse en medio del juicio oral que varios expertos no firmaron los peritajes ni ratificaron el contenido de los informes presentados.

A esto se suman las declaraciones del Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, quien aseguró que de permanecer en el Ministerio Público, el ex fiscal Alejandro Peña sería sancionado administrativamente por los errores en la indagatoria.

Para el Defensor Penal Público, Claudio Aspe, los antecedentes demuestran los vicios de las pesquisas encabezadas por el ex fiscal Peña: “Demuestran que esto fue una mala, pésima, horrenda investigación. Desde personas que fueron privadas de sus derechos en forma ilegal, personas que dicen que hicieron informes que no hicieron, sin pruebas. Los que politizaron el caso no fueron las defensas que malamente han llamado técnicas, los que politizaron el caso fueron aquellos que hicieron declaraciones cuando recién se estaba formalizando a personas, dándolas por culpables. Ellos no han podido demostrar. Ahora, si quieren que traigamos un cura a tribunales para ver si estamos satanizados o no, es otro problema. Las defensas técnicas fuimos serias”, dijo.

Para el abogado defensor Rodrigo Román, las palabras de Hinzpeter “están en correspondencia con la actitud de descontrol que tiene el ministro del Interior, que se expresó precisamente el pasado jueves 24 cuando de manera altanera refirió dos veces su alta investidura, conocida por todos, pretendiendo quizás un tratamiento distinto para no entregar la información completa de un caso que no solamente importa a la pronta absolución que vamos a tener, sino a la comunidad en general, dada la conmoción que en su momento causó este rimbombante Caso Bombas”.

En tanto, el fiscal Víctor Núñez defendió los antecedentes que posee el Ministerio Público en este caso: “No se espera que digan otra cosa. Nosotros creemos que es lo contrario, que justamente se enlazó lo que había sido incautado, obtenido y reunido por las policías en estos años con la participación de los imputados en las bombas. Nosotros creemos que es todo lo contrario, que los vínculos quedaron claros y corresponde a los jueces valorar o no esa prueba”, explicó.

Este martes comenzó en el Tercer Tribunal Oral en lo Penal la ronda de alegatos de clausura, con lo que se pone término a la fase de juicio oral en el caso.

Este miércoles los tres jueces integrantes deberán decidir si dictan veredicto inmediatamente o se toman el plazo de 24 horas para entregar la resolución, según dicta el Código Procesal Penal.