Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de septiembre de 2022

Escritorio

Cámara Baja rechaza propuesta de salario mínimo del Gobierno

Por 50 votos a favor, la abstención del diputado PPD Jorge Tarud y 51 votos en contra, la sala de la Cámara de Diputados rechazó la idea de legislar del proyecto de ley de reajuste del salario mínimo ingresado por el Gobierno.

Narayan Vila

  Miércoles 20 de junio 2012 23:06 hrs. 
camara-de-diputados

Compartir en

Por 50 votos a favor, la abstención del diputado PPD Jorge Tarud y 51 votos en contra, la sala de la Cámara de Diputados rechazó la idea de legislar del proyecto de ley de reajuste del salario mínimo ingresado por el Gobierno.

Lugo de poco más de tres horas de discusión, los parlamentarios se negaron a aprobar la propuesta del Ejecutivo, de aumentar en un seis por ciento el sueldo base, de los 182 mil pesos actuales, a 193 mil.

Una votación que contó con el amplio rechazo de los parlamentarios de la oposición y parte importante de los de Renovación Nacional, lo que, para el diputado Pablo Lorenzini, obliga al Ejecutivo a mejorar sustantivamente la propuesta en el Senado.

“El Gobierno debiera insistir en el Senado y en este espacio esperamos que haya otra indicación, tal como hubo en la Cámara y se pueda seguir elevando a un nivel más aceptable la propuesta de salario mínimo. Eso sigue con el reclamo mayoritario de la Cámara de Diputados, diciéndole Ejecutivo piensen más las cosas, pueden hacer un pequeño esfuerzo adicional”, afirmó el parlamentario DC.

La antesala a la discusión parlamentaria estuvo precedida por un intenso lobby, tanto del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, con las bancadas oficialistas, como de la Central Unitaria de Trabajadores, con los diputados de oposición.

Las negociaciones del ministro buscaban satisfacer los requerimientos de los diputados RN, quienes se habían mostrado reticentes a aprobar un proyecto con un reajuste que, en lo concreto, no aumentara el sueldo base a 200 mil pesos.

Por su parte, los dirigentes de la CUT le expresaron su descontento a los parlamentarios de oposición con el reajuste salarial impulsado por el Ejecutivo y reiteraron la demanda de un sueldo base de 250 mil pesos.

Ambas tratativas culminaron cerca de las tres de la tarde, cuando la comisión de Hacienda sesionó y aprobó, en lo general, la idea de legislar del proyecto de ley con el reajuste del seis por ciento.

Con este aumento se trasladó la discusión a la sala de la Cámara, donde, como ya mencionamos, se rechazó la idea de legislar con el estrecho margen de un voto.

Una vez conocida la resolución, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, criticó a los parlamentarios de oposición e insistió que el reajuste del 6 por ciento, equivale a un 2,9 por sobre la inflación, lo que se traduciría, según afirmó, “en una mejora del poder adquisitivo para los trabajadores que ganan menos”.

En esta línea, adelantó que el Gobierno presentará la misma propuesta en el Senado. “El Gobierno va a insistir con la misma propuesta que ha hecho, porque creemos que es una propuesta razonable que considera las condiciones que hay en Chile y también la crisis que hay en el mundo y mejora en forma significativa el poder adquisitivo de los trabajadores. Si no hay reajuste del salario mínimo va a tener que responder la Concertación y esperamos que prime la cordura en el Senado”, indicó Larraín.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, acusó un cierto grado de incongruencia entre el reajuste defendido por el Gobierno y lo requerido desde el mismo oficialismo.

“Desde el punto de vista político yo creo que el Gobierno cometería un error, si insistiera por la vía de la reposición con el mismo guarismo. El problema que tiene el Gobierno, es un problema con su gente. El primero que habló, en este Gobierno de la cifra de 250 mil pesos, fue el subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda. Quienes han hablado de 200 mil pesos han sido el presidente, el secretario general, del partido donde milita el Presidente de la República”, enfatizó el líder del PS.

Además, sostuvo que en las administraciones anteriores se conversaba con los trabajadores, empresarios y la oposición de turno, y que esta vez, no hubo nada de eso y “sólo recibieron confusiones”.

Antes este cuadro, agregó el parlamentario, “tenemos que respaldar la petición de los trabajadores, que apuntan a fijar un monto mayor”.

Con el rechazo a la idea de legislar, el Ejecutivo deberá ingresar el proyecto de reajuste salarial al Senado, donde deberá ser aprobado en lo general por dos tercios de sus miembros para volver a la Cámara, donde sólo podrá ser desechado si se rechaza por la misma proporción de diputados.

Síguenos en