Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de junio de 2024


Escritorio

Obama destaca la primavera árabe en el ámbito exterior y Mitt Romney defiende la libertad de empresa

radio.uchile.cl

  Miércoles 26 de septiembre 2012 12:47 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió ante la Asamblea General de la ONU sus logros en política exterior y en particular el progreso que ha supuesto la primavera árabe, mientras su rival republicano, Mitt Romney, propuso vincular la ayuda al desarrollo a la libertad de empresa.

Ambos candidatos a la presidencia hablaron en la Iniciativa Global Clinton (CGI). Romney fue el primero en hablar y allí defendió la libertad de empresa como clave para hacer más eficaz la ayuda de Estados Unidos al desarrollo, ya que tiene la capacidad de “mejorar financieramente” un país y también de “mejorar a las personas”.

El aspirante presidencial republicano se declaró “preocupado” por la inestabilidad en Medio Oriente y consideró que la clave para enfrentarla es “promover el empleo”, instando a los países a eliminar barreras para el comercio internacional, “a cambio de paquetes de ayuda estadounidense centrados en desarrollar sus instituciones, su marco jurídico y sus derechos de propiedad”, según detalló.

También aludió al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aunque sin nombrarlo directamente: “No debemos olvidar que, no muy lejos de aquí, una voz de maldad indescriptible ha hablado, amenazando a Israel y al mundo civilizado”.

Apenas una hora después, Obama habló de Irán ante la Asamblea de la ONU, sostuvo que hará “lo que deba hacer” para impedir que ese país obtenga un arma nuclear y que el tiempo para alcanzar una solución diplomática “no es ilimitado”.

Pero el Presidente no centró su discurso en Irán, sino en la primavera árabe y en las recientes protestas contra misiones diplomáticas e intereses estadounidenses en el mundo musulmán a raíz de un vídeo producido en Estados Unidos que caricaturiza a Mahoma y al islám.

Así, Obama recordó que su Gobierno apoyó “a las fuerzas del cambio” en países como Túnez, Egipto y Libia, y destacó que esas por el vídeo que satiriza a Mahoma han sacado a la luz la necesidad “de tratar honestamente las tensiones entre Occidente y un mundo árabe en movimiento hacia la democracia”.

Síguenos en