Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de abril de 2024


Escritorio

Evaluaciones dispares genera simulacro de terremoto en la zona norte

El Morrocotudo

  Martes 23 de octubre 2012 18:56 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

El intendente de Arica y Parinacota, José Durana, cifró en un 95,9 por ciento la adhesión de los ariqueños al ejercicio de simulacro ante la ocurrencia de un terremoto grado 9 en la escala de Mercalli y posterior maremoto.

Durana destacó el comportamiento del sector público, pero en particular el privado en bancos, instituciones financieras y la locomoción colectiva quienes, dijo el intendente, “se sumaron masivamente” a la actividad dando todas las facilidades a los usuarios.

Misma opinión mantuvieron el director nacional de Onemi Benjamín Chacana y el representante del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) de Perú, Gustav Otorola, quienes luego de  participar del Comité Operativo de Emergencia (COE), destacaron el comportamiento y la respuesta de la población.

Sin embargo, el balance  entregado por las autoridades no fue coincidente con la opinión de la ciudadanía que a través de los medios de comunicación y las redes sociales denunciaron el incumplimiento de los sistemas de alerta.

Vecinos del sector norte de Arica (una de las zonas que se vería más afectada ante la ocurrencia de un maremoto), dijeron que en algunos jardines infantiles del sector no existían “carros” para trasladar a los menores.

Otro de los aspectos que llamó la atención tuvo relación con las sirenas. Los vecinos dijeron  que no fueron suficientes porque no se escucharon en todos los puntos; no hubo coordinación en la emisión de la alerta lo que confundió a la población, y lo que es peor, que en algunos lugares las sirenas se instalaron 15 minutos después que se había iniciado el simulacro lo que obliga a la pregunta inmediata, ¿Por qué se instalan para el simulacro sirenas que se supone deberían estar operativas durante todo el año ante una situación real de emergencia?

Los vecinos también aseguraron que no en todos los puntos de concentración existían personas con las banderas roja y verde para indicar el “desarrollo” y “término” del simulacro, por lo que al no contar con la información necesaria tomaron la decisión de regresar a sus hogares desde las zonas de seguridad.

Síguenos en