Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de septiembre de 2022

Escritorio

Senado retoma proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja sin urgencia ni cambios en estado civil

Luego de cinco meses, el Senado retomó la tramitación del proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja que regula los efectos jurídicos de la vida en común. Mientras el Gobierno insiste en que el matrimonio es entre hombres y mujeres, parlamentarios opositores y organizaciones valoran la iniciativa pero llaman la atención sobre el carácter patrimonial que tendrán los acuerdos, sin alterar el estado civil de las personas.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 19 de diciembre 2012 18:39 hrs. 
sesion

Compartir en

La comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Alta recibió a la vocera Cecilia Pérez, representantes de organizaciones como el Movilh e Iguales y los ex senadores Andrés Allamand y José Antonio Viera-Gallo, entre otros, quienes habían presentado proyectos similares cuando eran parlamentarios.

En la sesión se analizó el proyecto enviado por el Presidente Sebastián Piñera, que forma parte de sus promesas de campaña. La iniciativa no altera el estado civil de quienes suscriban un AVP y recalca que no produce alteraciones en la definición de matrimonio que está en el Código Civil, es decir, la unión entre hombre y mujer.

Se espera que el proyecto del Gobierno sea refundido con otros similares “para continuar avanzando con celeridad”, dijo la senadora Soledad Alvear (DC), quien manifestó su esperanza de que la iniciativa sea promulgada el próximo año, como prometió también Piñera.

Sin embargo, el senador Patricio Walker recalcó que el proyecto no será discutido con urgencia, lo que podría dificultar su avance en el Parlamento: “Yo quiero lamentar que este proyecto de ley no haya tenido urgencia por parte del Gobierno. Valoro que el Presidente Piñera haya cumplido con su compromiso y enviado este proyecto de ley, pero para legislar oportunamente es muy importante tener urgencia”.

Según Walker, “al parecer hay un lío con algunos parlamentarios de la UDI que ha impedido que el Gobierno le dé urgencia a este proyecto, que no tan solo reconoce aspectos patrimoniales sino que le da reconocimiento y dignidad a las parejas que conviven, heterosexuales u homosexuales”.

Entre las organizaciones que asistieron a la sesión se encontraba también la Corporación Humanas, cuya abogada, Camila Maturana, valoró que se abra el debate, pero enfatizó que es necesario hacer correcciones: “Cualquiera de las mociones en discusión son aportes para dar inicio a este debate, pero requiere de correcciones sustantivas, no solamente correcciones formales. Lo que plantean estas propuestas, básicamente, es un estatuto que reconoce una vinculación patrimonial entre las personas que conviven, pero lo que se necesita en Chile, a la luz de los estándares internacionales y de la opinión pública, es el reconocimiento no meramente contractual, patrimonial o comercial de qué hacemos con los bienes, cómo nos repartimos los muebles. La necesidad es de un reconocimiento familiar”, indicó.

Entre los distintos puntos que se deben corregir, Camila Maturana indicó “el reconocimiento de estado civil que tienen estas uniones, que la celebración es ante el Registro Civil, que deba existir protección a los bienes familiares, que este tipo de uniones no termina por una mera carta certificada, como se plantea en la propuesta del Ejecutivo, y que si existe un conflicto, el órgano encargado de resolverlo es un tribunal de familia”.

En esa línea, consideró que “lo importante es qué carácter va a tener esta unión civil o APV que se va a regular en Chile”.

El proyecto de ley que crea el AVP  fue ingresado por el Gobierno el 17 de agosto de 2011 y busca regular los términos en que conviven cerca de dos millones de personas que tienen más de 18 años y se declaran solteros.

Síguenos en