Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Diferencias entre la CUT y el Gobierno hacen peligrar aprobación de proyecto que regula Multirut

Con lentitud ha avanzado el proyecto que modifica el concepto de empresa en la comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado. La instancia convocó a una reunión entre sus integrantes, la ministra Evelyn Matthei y representantes de la Central Unitaria de Trabajadores y la Confederación de la Producción y el Comercio. Sin embargo, el encuentro podría no concretarse debido a la polarización de las posturas y el proyecto, eventualmente, postergarse hasta el próximo gobierno.

Narayan Vila

  Martes 15 de enero 2013 18:01 hrs. 
Casas Modulares





Luego de la aprobación en general del proyecto en octubre de 2011, la discusión legislativa se ha trasladado al articulado, relativa a la modificación de concepto de empresa y el establecimiento de una serie de multas para las compañías que operen con multirut.

Este es justamente el debate medular y en el que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) espera incidir a través de su presidenta Bárbara Figueroa, quien asistió a la comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado para manifestar su punto de vista.

La máxima dirigenta de la multisindical señaló que lo central es eliminar un concepto de empresa que es “insostenible” y que la nueva legislación debe ser clara en este tema: “Que se elimine el concepto de empresa del Código del Trabajo o que si va a ser mantenido en la legislación, que sea en el marco de lo establecido en otras normativas legales o comprendido bajo el concepto más tácito. Es decir, que ante un mismo dueño, compañía o sociedad, se comprenda que sus diversos ruts responden a un mismo empleador, pese a que puedan tener diversidad de actividades. Lo importante es que, habiendo un mismo dueño o empleador, tengamos claridad de con quién se tiene que negociar”, explicó.

La presidenta de la comisión, senadora Ximena Rincón (DC), convocó a un comité de discusión entre los integrantes de la instancia parlamentaria, la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y los representantes de la CUT y la Confederación de la Producción y el Comercio.

Sin embargo, Bárbara Figueroa dijo no dar por sentado “que esta comisión se vaya, efectivamente, a conformar y menos que participen de ella”.

Quien también planteó dudas respecto de esta instancia fue el senador socialista Pedro Muñoz, quien aseguró que lo antagónico de las posturas dificulta un acercamiento entre el Ejecutivo y la Central.

Junto con afirmar que urge eliminar el concepto de empresa para mejorar las relaciones laborales, el parlamentario puso en duda que el proyecto, ingresado en septiembre de 2006, pueda ser aprobado durante la actual administración: “Imposibilita negociar colectivamente, no se puede ejercer el derecho a huelga, no hay transparencia respecto de las utilidades de las empresas para efectos de gratificación, no se entrega la información de manera coherente por parte de la empresa y esto afecta la negociación colectiva. Son una serie de problemas que el multirut genera para los trabajadores. No veo mucha factibilidad de que el proyecto pueda avanzar más y creo que esto quedará pendiente para un futuro gobierno”, indicó.

Tanto el senador como la presidenta de la CUT se mostraron contrarios a lo propuesto por los parlamentarios de la Alianza, quienes se han manifestado partidarios de establecer multas a las compañías que operen con multirut y establecer un nuevo concepto de empresa, sin eliminarlo de la normativa.

El argumento de los senadores oficialistas ha sido que no se puede castigar a una persona natural o jurídica por tener dos o más negocios en los que aparezca como empleador.

Esta postura es incluso más conservadora que la expresada por la ministra Evelyn Matthei, quien ha sostenido la teoría del “levantamiento del velo” para clarificar la manera en que operan las compañías y si, efectivamente, en los distintos rut hay distintos intereses.