Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 20 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Vencimiento de contratos de arriendos de la U. del Mar deja en la cuerda floja a 1200 estudiantes de Santiago

Continúan las movilizaciones en la Universidad del Mar. Esta vez, los estudiantes de la sede Maipú se tomaron el recinto ante el inminente “desalojo” del inmueble debido al fin de los contratos de arriendos, que se podría materializar la próxima semana. Los alumnos, además, cuestionaron el plan de reubicación impulsado por el Ministerio de Educación, ya que se han firmado 12 convenios sólo con instituciones de regiones.

Narayan Vila

  Jueves 24 de enero 2013 16:10 hrs. 
toma


Muy molestos con las autoridades universitarias y el ministerio de Educación se encuentran los alumnos de la sede Maipú de la Universidad del Mar, que este jueves se tomaron el recinto de manera indefinida.

El fastidio dice relación con que este inmueble, además del campus de calle Dieciocho, es arrendado y el contrato vence en una semana más, lo que dejaría a 1.200 estudiantes “en el aire”, según denunció Verónica Castillo, vicepresidenta de la Federación de Alumnos.

La dirigenta enfatizó en que tanto la Universidad como el Mineduc se están desentendiendo de la situación: “El 31 de enero hay que entregar las dos sedes de Santiago y nos quedaremos sin nada. Rectoría Nacional no quiere arrendar un edificio o ampliar plazo de entrega, y el ministerio no puede hacer nada tampoco. Entonces en febrero vamos a estar a la deriva, sin sede, sin nada”.

La vocera enfatizó, además, en que los 12 convenios firmados por el Mineduc, para trasladar a los alumnos de la Universidad del Mar, son con instituciones de regiones, “dejando sin un plan de reubicación a los estudiantes de Santiago”.

La delegada ministerial para la reubicación, Nuria Pedrals, informó que durante la próxima semana, podría haber novedades con una nueva sede para Maipú y un convenio con el ministerio de Salud, para que los alumnos dispongan de centros clínicos para su formación.

La autoridad defendió el plan de reubicación, afirmando que cerca de 2 mil alumnos ya han sido trasladados a otras casas de estudio y que este trámite se puede realizar hasta fines de marzo.

Además, Nuria Pedrals precisó que los convenios firmados por el Mineduc son con universidades con sedes en todo Chile, pero que el proceso de admisión necesita de la proactividad de los alumnos.

“Aquí hay un protagonismo de parte de los alumnos que también tienen que considerar, ellos tienen que buscar lugares donde impartan carreras similares y ver qué requisitos exigen. Todas las entidades de educación superior tienen procesos de admisión abiertos, incluido para los alumnos de la Universidad del Mar”, indicó.

Raúl Soto, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Mar, dijo que las “tomas” y movilizaciones que se están desarrollando obedecen a que el proceso de reubicación del Mineduc es una farsa.

El dirigente señaló que “el proceso de reubicación se basa en la responsabilidad o investigación del propio alumno, y los convenios no son concretos, son cosas generales. Dicen que hay cupos, pero nadie asegura el respeto al avance curricular, el sistema de financiamiento no está contemplado. De hecho ni siquiera nos han entregado los convenios supuestamente firmados, si se están levantando movilizaciones, es porque nadie está de acuerdo con el proceso que se plantea”.

En este sentido, el dirigente compartió la apreciación que tuvo Verónica Castillo, referente a que las universidades que son parte del convenio, no atienden a los alumnos de la Universidad del Mar en un marco de un trato distinto, sino que de forma particular, por lo que el programa no tiene sustento, según enfatizó Raúl Soto.

El dirigente estudiantil remarcó, además, que el plan impulsado por la autoridad educativa es deficiente, ya que tampoco se hace cargo del futuro de los académicos y funcionarios de la universidad.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.