Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

“Doble agenda” entre mapuches y gobierno entorpece negociaciones en Temuco

Cerca de treinta dirigentes se retiraron de la tercera reunión entre ministros de Gobierno, parlamentarios y líderes indígenas, este lunes en el estadio Germán Becker. Voceros mapuches apuntan al gobierno que no responde a sus demandas, mientras parlamentarios critican los anuncios paralelos a la mesa en Araucanía.

Juan San Cristobal

  Lunes 28 de enero 2013 21:22 hrs. 
mapuches gobierno

Por tercer lunes consecutivo, los ministros de Interior y Desarrollo Social, Andrés Chadwick y Joaquín Lavín, llegaron hasta el estadio Germán Becker de Temuco para encabezar una reunión con representantes indígenas, junto a los catorce parlamentarios por la zona, quienes discuten puntos por un eventual fin al conflicto en Araucanía.

El diputado René Saffirio destacó avances en las negociaciones, pero apuntó sobre la doble agenda que propone el gobierno, con una presencia ministerial opacada por los anuncios que en paralelo surgen de La Moneda.

Saffirio apuntó que “en las tres reuniones hemos sido sorprendidos por anuncios del Gobierno. En la primera, el Presidente se anticipó y nos sorprendió colocando discusión inmediata a la llamada Ley Hinzpeter. En la segunda reunión, mientras estábamos discutiendo el tema del reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas en Chile, el Presidente estaba en paralelo en La Moneda anunciando que enviaría un proyecto de reforma constitucional en ese tema. Y hoy el ministro del Interior anuncia la realización de un trabún, un encuentro masivo con mapuches en Collipulli el 24 de febrero, sin que fuéramos consultados. Ha sido un proceso difícil, porque estamos frente a autoridades que no tienen internalizado culturalmente el concepto de diálogo”.

El parlamentario informó que existe una voluntad desde los parlamentarios y ministros en avanzar respecto al reconocimiento constitucional de pueblos indígenas, principal tema de la reunión de ayer.

En tanto, cerca de 30 dirigentes se retiraron de la cita, quienes denuncian que no hay respuestas desde el Ejecutivo a las demandas esbozadas en la Cumbre de Ñielol.

Ana Llao, representante indígena ante la Conadi, declaró que esta situación aleja las posiciones entre el Ejecutivo y el mundo mapuche: “Me siento frustrada, el gobierno viene a resolver el tema asistencialista, los caminos y la educación, pero la gente está peleando, hay gente presa dispuesta a dar su vida por demandas territoriales y derechos, como se habló hoy, el autogobierno. Hay que revisar los tratados que hay, y no tenerle miedo al autogobierno”.

José Araya, miembro del programa de Ciudadanía e Interculturalidad del Observatorio Ciudadano, recalcó sobre este punto, quien llamó al Gobierno a considerar y atender las demandas que los dirigentes expusieron en función de terminar el conflicto.

“Nosotros creemos que el nivel de comprensión es mínimo aún, desde el Presidente, el Gabinete y el Parlamento, que piensan algunos que esto tiene una resolución fácil con gestos como el reconocimiento constitucional. Nosotros esperamos que se sustenten las bases de negociación, si bien está la mesa del gobierno, una base del diálogo, pero una segunda base es el planteamiento del cerro Ñielol, y el Gobierno debería poner ojo en ese proceso”, señaló Araya.

Un punto no menor en la reunión fue la negación de ingreso a líderes como Juana Calfunao o José Santos Millao, además de una decena de voceros no contemplados en la citación. Luego de lograr el ingreso y exposición de sus puntos, los dirigentes declinaron participar del diálogo en rechazo a las medidas de seguridad que intentaron bloquear su asistencia.