Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Partidos reflotan debate sobre continuidad del bloque

Elogios a Walker por “mantener unidad de la Concertación” generan pugna en la DC

Jorge Burgos respaldó la continuidad del presidente de la falange afirmando que si no fuera por él, el PPD y el Partido Radical habrían "enterrado" a la coalición. El diputado Fuad Chahín reaccionó considerando que las palabras fueron "exageradas", mientras desde otros partidos señalaron que "es típico de la DC creer que son el partido más importante" de la coalición.

Narayan Vila

  Jueves 7 de febrero 2013 17:04 hrs. 





Como “exageradas” calificó el diputado DC Fuad Chahín, las palabras de su correligionario Jorge Burgos, quien argumentó su apoyo a la continuidad del actual presidente de la DC afirmando que “si no fuera por Ignacio Walker, fundamentalmente, el PPD y el Partido Radical habrían enterrado a la Concertación hace tiempo”.

A juicio de Chahín, el papel que desempeñó Walker en este debate fue importante, pero no determinante: “Evidentemente había una operación para terminar con la Concertación y crear un bloque de izquierda. Creo que el mérito de que eso no haya ocurrido no es solo de Walker, es de todo el partido y también del PS, que ha jugado un rol clave en la unidad de la Concertación y de la oposición. Me parece que darle el mérito de esa unidad solo a Ignacio Walker es un poquito exagerado”, dijo.

El parlamentario por La Araucanía, quien actualmente evalúa integrarse a la lista de Ignacio Walker para ser parte de la mesa directiva de la DC, agregó que es necesario “replantearse a la coalición, no sólo desde sus miembros sino que desde sus objetivos, pero siempre como Concertación”.

“Podemos actuar con cierta flexibilidad táctica, donde el PPD y el PS puedan generar acuerdos con el PRO, con el PC incluso, y que nosotros creemos una especie de Federación Social Cristiana, invitando al PRI, por ejemplo, pero con un núcleo central que es la Concertación. A partir de ahí, flexibilidad estratégica para los acuerdos electorales y de gobierno, pero a partir de una coalición política base que es la Concertación”, explicó.

Por su parte, el diputado radical Abel Jarpa dijo estar muy orgulloso de lo que hizo la Concertación durante 20 años, pero que el Chile de hoy es distinto y que, si antes la tarea era reducir la pobreza, hoy es acortar las brechas sociales y reformar distintas áreas, como salud y educación.

En esta línea, prosiguió el parlamentario, debe existir una oposición amplia y con un programa común “que permita solucionar lo que la ciudadanía demanda”.

Esta nueva coalición, según precisó Jarpa, ya está en gestación: “Cuando usted tiene en la oposición los objetivos del centro con los sectores más progresistas, indiscutiblemente vamos a tener divergencias, pero más que buscar las divergencias, tenemos que buscar las coincidencias. Ese es el gran desafío que tenemos hoy. La oposición coincide en los objetivos, los temas se complejizan en cómo llegamos a esos objetivos”, indicó.

En tanto, el diputado PPD Joaquín Tuma criticó las declaraciones de los parlamentarios democratacristianos, afirmando que “es típico de la DC creer que son el partido más importante de la Concertación”.

El legislador compartió, eso sí, la afirmación de Abel Jarpa, señalando que la conformación de una nueva coalición está en curso: “Todavía falta por incluir sectores. Esto es un proceso y dentro de este proceso se enmarcan también las etapas de elecciones internas de los partidos. Creo que se va a llegar a una conclusión homogénea, que todos van a apoyar un movimiento más amplio. Es cuestión de tiempo, de que se fijen nuevas posiciones, que se elija a las nuevas autoridades de los partidos que estamos en ese proceso. De aquí a marzo o abril las posiciones van a estar mucho más centradas”, advirtió.

En el Partido Socialista, en tanto, es conocida la postura de algunos líderes de peso, como Camilo Escalona. Sin embargo, gran parte de los líderes regionales y del cuerpo parlamentario han manifestado su opción de crear un nuevo bloque político.

Tanto en la DC como en el PS perdió fuerza esta intención luego de los buenos resultados obtenidos en las últimas elecciones municipales, lo que contrarrestó los altos índices de rechazo del conglomerado.