Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Emilio Berkhoff sale de prisión preventiva y acusa al Ejecutivo de “montaje” y “persecución”

La salida de prisión preventiva por parte del joven antropólogo Emilio Berkhoff generó molestias en el Gobierno que acusó al Poder Judicial de “no colaborar”. Mientras, en la familia del acusado, y él mismo, insisten en la tesis de un montaje y critican la persecución al Pueblo Mapuche. Especialistas advierten sobre transgresiones a los DDHH por parte del Ejecutivo a raíz de este nuevo caso.

Héctor Areyuna

  Jueves 7 de febrero 2013 21:40 hrs. 
Emilio Berkhoff

Este jueves, luego de una audiencia en la Corte de Apelaciones de Temuco, la justicia decidió revocar la medida cautelar de prisión preventiva para Emilio Berkhoff, quien quedó con arresto domiciliario total y arraigo nacional.

Berkhoff está imputado por maltratato de obra a Carabineros, y había sido puesto en prisión, una medida preventiva celebrada ampliamente por el Gobierno que lo sindicó como una pieza clave de las “organizaciones terroristas de la Arauncanía”.

Es por esto que el Ejecutivo no ocultó su molestia con la sala de Temuco. El ministro del Interior, Andrés Chadwick, reiteró que en La Moneda aún creen que Berkhoff es uno de los cabecillas de la Coordinadora Arauco Malleco, y señaló que persistirán en su detención.

Chadwick dijo que al Gobierno, pese a respetar el fallo, le cuesta comprender que no se mantenga al joven en prisión para favorecer su comparecencia ante tribunales, y de pasó cuestionó la labor del Poder Judicial.

“Era conveniente quizá mantenerlo en prisión preventiva para garantizar su comparecencia, pero sentimos a veces que la carga se hace pesada cuando los tribunales de Justicia no nos colaboran en garantizar que las personas imputadas no se fuguen, no se arranquen, no se vayan a la clandestinidad y nos obliguen a un nuevo esfuerzo policial para que nuevamente puedan comparecer ante los tribunales”, indicó.

Ante esto, el propio Berkhoff criticó al Gobierno, asegurando que las declaraciones del ministro corresponden a un montaje y una persecución contra el Pueblo Mapuche: “En ese sentido, el montaje del cual fui objeto, apunta a decir que la CAM es una organización terrorista para perseguir y reprimir a sus simpatizantes, así también a los comuneros mapuches en lucha”.

El director del Programa Ciudadanía e Interculturalidad del Observatorio Ciudadano, José Araya, dijo que esta actitud del Ejecutivo genera preocupaciones en cuanto a los derechos que la organización cautela.

“Aquí hay un discurso público del Gobierno que tiene que ver con señales públicas de eficiencia y proactividad en el control de violencia en el sur, pero no tiene nada que ver con lo que pasa en los tribunales de justicia. Lo que hace el ministro Chadwick es alentar una actitud criminalizadora, de mano dura, que da carta blanca a las policías para actuar en terreno con cierto grado de impunidad o tolerancia, y eso es lo que nos preocupa a las observadores de derechos humanos”, indicó.

Araya enfatizó en que las acusaciones del Gobierno no tienen nada que ver con la realidad judicial, por lo que el joven antropólogo y su familia tienen el derecho de alegaciones y recurrir a todas las instancias porque hay una vulneración de DDHH por un supuesto montaje.

Según el especialista, hay hechos que deben ser investigados por la justicia, pero esto tiene que hacerse de lo más independiente posible, con transparencia, y sin presiones verbales desde La Moneda, ya que éstas “amplifican” una situación que con las herramientas legales actuales pueden ser investigadas y sancionadas si es que corresponden.