Diario y Radio U Chile

Año XIII, 21 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Reunión con el PS

Las cartas del PRO en las conversaciones con la Concertación

Si bien la coalición opositora busca asegurar la participación del Partido Progresista en las primarias parlamentarias y presidenciales, además de acordar un entendimiento programático, la colectividad liderada por Enríquez-Ominami sólo aspiraría a un frente para enfrentar la contienda hacia el Congreso. Esto porque insisten en que la primera vuelta es "la mejor primaria".

Narayan Vila

  Jueves 7 de febrero 2013 23:21 hrs. 
meo


La premisa en la oposición es lista parlamentaria, programa común y que los candidatos que participen de las primarias presidenciales apoyen a quien resulte electo, todo junto, sin disgregar estos elementos.

Sin embargo, el carácter de esta definición contrasta con lo que propone el Partido Progresista, que pretende llegar a entendimiento sólo en la participación del PRO en las primarias parlamentarias y bajo ciertas condiciones, como limitar las reelecciones, lograr un acuerdo para modificar el binominal y que este mecanismo se realice en todos los lugares donde existan más de dos candidatos.

Los presidentes del PS, la Democracia Cristiana y el PPD han enfatizado en que esto no es posible y, recién este miércoles, Osvaldo Andrade mostró cierta apertura a que el PRO concurra sólo a la primaria parlamentaria.

En este sentido, Camilo Lagos, secretario general del PRO, señaló que es muy difícil generar acuerdos programáticos con la oposición y reiteró que la gran primaria será la primera vuelta presidencial: “Al ser una elección parlamentaria regida por el binominal, debemos converger en un acuerdo para enfrentar esa lista, pero en la presidencial tenemos la segunda vuelta. Chile debe dirimir los grandes temas en la primera vuelta, por lo que el programa debe ser claro y diferenciador de los sectores conservadores, porque eso va a marcar el rumbo en los próximos cuatro años, y en ese sentido nosotros no vamos a transar”.

El análisis que se hace al interior del PRO es que la Concertación no está dispuesta a avanzar en temas de interés ciudadano, como la nacionalización de los recursos naturales, educación pública, Asamblea Constituyente y matrimonio igualitario, entre otros.

Estos temas programáticos, según indicó Lagos, hacen inviable que Marco Enríquez-Ominami participe en las primarias presidenciales y, eventualmente, tenga que apoyar al candidato vencedor.

Lagos sostuvo que “se ve difícil cuando uno escucha precandidatos de la Concertación como Orrego que está en contra del matrimonio igualitario, o a favor de la privatización de Codelco, según ha señalado Velasco, a quien vimos como ministro. Entonces hace difícil creer que ahora buscarán estos cambios, lo que nos lleva a pensar que los chilenos no le creen a la Concertación”.

El proceso de negociación, sólo en el ámbito parlamentario, será complejo, ya que la Concertación, sobre la base del gran apoyo que tiene la ex presidenta, apuesta por “un Parlamento para Michelle Bachelet”, algo que requiere de las colectividades con buenos resultados en las últimas elecciones municipales.

Este análisis es conocido al interior del PRO, donde apuestan, sin ser parte de la lista de oposición, a lograr, al menos, 10 diputaciones.

También afirman que la candidatura de Enríquez-Ominami está en ascenso y que Michelle Bachelet, una vez que comience a debatir los temas de interés para la ciudadanía, va a comenzar a decaer, abriendo reales opciones para el ex parlamentario en primera vuelta.
En la colectividad sostienen, además, que la invitación de Osvaldo Andrade es tardía y que busca generar un sentimiento de “la oposición no fue quien se cerró al diálogo”.

Por ello, de fracasar el encuentro, agendado para este viernes a las 9.30 horas, la postura del progresismo sería intentar demostrar que es la oposición quien se niega a los cambios políticos y sociales que el país requiere.