Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de diciembre de 2022

Escritorio

Museo de la Educación: Una retrospectiva a la historia de nuestro aprendizaje

El museo de la Educación Gabriela Mistral ofrece a sus visitantes conocer la historia de la enseñanza en Chile. La institución cuenta con una biblioteca especializada con 40 mil textos, archivo de fotos digitalizado, además de mobiliario y objetos de las escuelas desde la época de la Colonia hasta el siglo XX.

Damaris Torres

  Lunes 11 de febrero 2013 21:38 hrs. 
museo

Compartir en

En medio de las demandas por una educación de calidad e igualitaria para todos, el museo de la Educación Gabriela Mistral aparece como una institución que da cuenta de la historia de la enseñanza que es impartida en el país en estos momentos.

El museo hace una retrospectiva de la educación nacional a través de una exposición dividida en cuatro áreas: Pedagogía y patrimonio; Grandes desafíos colectivos en la formación de la carrera docente; Principios y herramientas en el arte de enseñar; y por último, Agentes educativos y construcción de ciudadanía.

En ella se pueden encontrar desde trofeos y textos escolares del siglo XIX, hasta ábacos, pupitres, palmetas de castigo, máquinas electrostáticas europeas para la enseñanza de la electricidad, documentos y certificados, entre muchos otros elementos desde los tiempos de la Colonia en adelante. Además de 40 mil textos en su biblioteca y 6 mil fotografías digitalizadas que dan cuenta de los periodos.

La encargada de Desarrollo Institucional del museo y Licenciada en Historia, María Fernanda Martínez, explicó que en la institución se prefiere poner en valor los procesos y los elementos significativos de la formación para comprender la realidad del sistema educativo actual. “Este trabajo no es sólo para conocer porque sí la historia de la educación en el país, sino sobre todo para comprender el recorrido de nuestro sistema educativo”, subrayó.

Por su parte, la Directora del recinto, María Isabel Orellana, destacó que el desarrollo de la muestra actual se llevó a cabo a través de la participación de distintos sectores. “Se trabajó con una metodología participativa, donde se llamó a distintos agentes de la educación a ser parte del proceso y generar los contenidos que la institución tiene”, dijo.

La educadora de párvulos de la Escuela Salvador Sanfuentes, Catalina Paredes, recuerda haber sido parte del trabajo organizado por el equipo del museo. La profesora explicó en la Revista Docencia del Colegio de Profesores (mayo de 2010) que “a mí me tocó participar en un proyecto Bicentenario del Museo. Durante tres meses fuimos a talleres y visitas todos los martes con los niños (de kinder). De forma muy didáctica se les enseñó a valorar la historia, el patrimonio personal y colectivo”.

Fundado al alero de Pedro Aguirre Cerda
El museo se fundó en 1941 por decreto del ex Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda, quien manifestó su interés por mantener un establecimiento dedicado al tema después de que se exhibiera la muestra “Retrospectiva de la Enseñanza”, en el Museo de Bellas Artes, por motivo del cuarto centenario de la fundación de Santiago.

Durante esos años, el Mandatario conocido por su frase “gobernar es educar” autorizó a retirar todo el material y mobiliario escolar que estuviera en desuso de todas las escuelas, ya sea de enseñanza científica- humanista, como técnica e industrial, y así se inició el patrimonio de la institución, señaló la también profesora de Estado y Doctora en Museología, María Isabel Orellana.

El museo, que se ha ubicado en seis sedes distintas, quedó destruido después del terremoto de 1985, por lo que las autoridades solicitaron cerrarlo y dejar de exhibir sus colecciones. No fue hasta el año 2000, cuando la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), en conjunto con el Ministerio de Educación y el Colegio de Profesores “decidieron restaurarlo en el mismo lugar donde fue creado: el ex Liceo Nº 1 de niñas Brígida Walker”, explicó María Fernanda Martínez

La inauguración se llevó a cabo el 8 de marzo de 2006, tras 21 años cerrado, y se estrenó con el nombre de la Premio Nobel de Literatura 1945, Gabriela Mistral.

El legado de Gabriela Mistral
El nombre de la institución se debe a que fue en este edificio donde la poeta se habilitó para ejercer como profesora primaria en 1910.

Según María Isabel Orellana la “historia de la Mistral también da cuenta de la relación que tenían las mujeres con la enseñanza, pues la poeta en su juventud postuló a la Escuela Normal de La Serena, pero fue rechazada porque consideraron que sus lecturas eran demasiado subversivas para las mujeres chilenas. Ella leía a filósofos alemanes y latinoamericanos”.

La profesora, además, detalló que “Gabriela Mistral comenzó a hacer clases desde los 14 años pero sin un título formal, por lo que recibía un sueldo mucho menor al de sus pares, hasta que comenzó a laborar en Santiago, en una escuela de Barrancas, en lo que hoy es Pudahuel, y se acreditó en el liceo Brígida Walker”.

El museo de la Educación Gabriela Mistral se encuentra en Chacabuco 365. Está abierto de lunes a viernes de 10 a 17:30 horas y los sábados de 10 a 15:30 horas.

Síguenos en