Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 27 de enero de 2023

Escritorio

Trabajador detenido acusa que empresa lo obligó a cambiar su versión sobre incendio en Valparaíso

Carlos Rivas quedó con medidas cautelares luego de confesar su vinculación con la emergencia. La constructora RVC aseguró que ordenó entregar todos los antecedentes: "Si algún colaborador no actuó así, habrá sanciones", dijo el gerente general.

radio.uchile.cl

  Sábado 16 de febrero 2013 18:50 hrs. 
carlos rivas

Compartir en

Arraigo nacional, firma semanal y arresto domiciliario nocturno fueron las medidas cautelares decretadas este sábado para Carlos Rivas Quiroz, autor confeso del incendio que el pasado jueves dejó más de 1.200 damnificados en Valparaíso.

El trabajador de 27 años fue detenido a las cuatro de la madrugada en su domicilio, en el cerro Playa Ancha, y pasó a control de detención para ser formalizado por cuasidelito de incendio. De este modo, arriesga entre 541 días y tres años de cárcel.

El empleado de la empresa constructora RVC señaló que las llamas se iniciaron en forma accidental: cuando se encontraba cortando perfiles de acero, se generaron chispas que saltaron a un pastizal ubicado junto al sitio en que se hallaba, lo que provocó el fuego.

En su declaración, el hombre acusó a funcionarios de la empresa de obligarlo a mentir sobre los hechos: “Cuando llegó Carabineros a la obra, el jefe de obra, Cristián Berríos, me dijo: ‘Carlos, tenís que poner el pecho solo’. Me sentí impotente porque él me había mandado a cortar los fierros. Por otra parte, el jefe de obra me llamó como a las 20 horas diciéndome que sólo tenía que decir que estaba pintando y que no había ocupado las herramientas para cortar”, aseguró.

Asimismo, Rivas sostuvo que el prevencionista de riesgos de la compañía “nunca me dio charlas de cómo ocupar las herramientas” y que, ayer viernes, “me tomó una declaración donde no colocó que había trabajado con esmeril. Luego firmé y tuve que poner mi huella digital”.

Luego de la audiencia, la mujer y la madre del imputado criticaron las medidas decretadas en su contra y pidieron que la constructora también sea sancionada por su responsabilidad en el siniestro. “Nos han hecho un gran daño”, señalaron.

Más tarde, Silva señaló en una entrevista televisiva que accedió a ocultar los hechos por “miedo a perder mi pega” y que “cuando vi las noticias, a la gente llorando, sus casas, me partió el alma, porque son igual a nosotros”.

“La empresa debió reconocer de inmediato lo que pasó”, afirmó, agregando que “no tengo nada que ver, soy un obrero que se levanta a las seis de la mañana como todos. Fue un accidente, la empresa debería dar disculpas como yo lo he hecho”.

Empresa: “Vamos a dar la cara”

El gerente general de la constructora RVC, Roberto Bascuñán, salió al paso de las declaraciones del funcionario y aseguró que “como empresa” se pidió que se dieran todos los antecedentes a las autoridades: “Dijimos que entreguen toda la información, hay que ser transparentes y la política de la empresa es y será esa. Si en algún minuto un colaborador no actuó así, van a haber las sanciones pertinentes”, aseguró.

En esa línea, Bascuñán manifestó su voluntad para “colaborar” con la investigación judicial: “Hemos entregado todos los antecedentes desde un inicio  para colaborar con la investigación y para que realmente podamos sacar cuál va a ser la verdad de los acontecimientos. Vamos a dar la cara ahora y en el futuro, hay que dar tiempo para que la investigación pueda determinar exactamente las causas”, aseveró en una entrevista televisiva.

Asimismo, el gerente atribuyó el incendio a un accidente y defendió los estándares de seguridad utilizados en la compañía: “Somos la empresa constructora con el más bajo índice de accidentabilidad, entonces lo atribuimos a un caso fortuito. Pero evidentemente los expertos del tema nos tienen que determinar cómo fue, dónde se produjo, por qué se produjo y determinar las responsabilidades”, dijo.

Fiscal: Si hubo encubrimiento, se perseguirán las responsabilidades 

En tanto, el fiscal Víctor Ávila indicó que se estableció un año como plazo de investigación y que posteriormente se desarrollará una reconstitución de escena para determinar cómo se inició el fuego y el posterior siniestro.

“La empresa señalaba no haber cometido ninguna acción de fuego ese día y por el trabajo que se hizo, se logró establecer que eso no era efectivo. Si existe obstrucción a la investigación o algún tipo de encubrimiento del delito, se van a perseguir las responsabilidades penales”, dijo el persecutor.

Durante la audiencia se estableció que los pastizales adyacentes al sitio no fueron mojados y que no se tomaron las precauciones necesarias. “Sabiendo las consecuencias que tenía utilizar un esmeril, la proyección de las chispas hacia partes posteriores y realizándolo al lado de un pasto más o menos seco, en consideración a la alta temperatura y el viento, no se tomó ninguna medida de resguardo”, indicó Ávila, quien distinguió de todos modos entre la eventual responsabilidad civil de la empresa y la responsabilidad personal del imputado.

Síguenos en