Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Iván Fuentes refuta cifras de crecimiento en Aysén: “La ciudadanía no se ha visto favorecida”

Las estadísticas entregadas por el INE señalan que, junto a Magallanes y Antofagasta, la región lidera las alzas de desarrollo económico. Sin embargo, especialistas y trabajadores pusieron en duda los reales beneficios: "Para nosotros, crecer es cuando toda la gente siente ese crecimiento", dicen.

Mariano Rivera

  Lunes 18 de febrero 2013 15:48 hrs. 
ivan fuentes

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregó este lunes los resultados del Índice de Actividad Económica Regional 2012, que reveló un fuerte crecimiento en las regiones de Aysén, Magallanes y Antofagasta, respecto de 2011. Las alzas de estas zonas fueron de 28,4, 12,8 y 11, 3 puntos porcentuales respectivamente.

Según el INE, Aysén y Magallanes fueron las zonas más favorecidas, debido al crecimiento en el sector pesquero, sobre todo en los centros de cultivo de la industria privada y salmonera, repuntando la baja sostenida que había registrado producto del virus ISA, también conocido como la Anemia Infecciosa del Salmón.

Pese al aumento evidenciado en las cifras, el economista del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo (Ciglob), Andrés Solimano, recalcó que “estos índices reflejan condiciones específicas de las zonas del país, por lo que un año bueno en cierta faena puede generar alzas o bajas inesperadas, difíciles de generalizar”.

El especialista explicó que “depende de cuál es la composición de ese crecimiento económico. Muchas veces refleja un patrón de la concentración de la actividad económica, hay efectos regionales específicos, factores climáticos, zonas mineras donde depende del precio de los recursos. Por eso le va bien a Antofagasta con el precio del cobre alto”.

Solimano añadió que “es una historia de bastante contraste, compleja de hacer regionalizaciones. Yo creo que el país tiene que ir avanzando hacia una estructura más intensiva en manufacturas, en producción con más valor agregado, menos dependiente de los ciclos externos”.

Por otra parte, Iván Fuentes, presidente del Consejo de Organizaciones de Pescadores Artesanales de los Fiordos y Archipiélagos de Aysén (Corpafa), indicó que “los habitantes de la región no consideran decidor el crecimiento regional reflejado por el Inacer, a menos de que las alzas sólo se revistan en las ganancias de unos pocos industriales, ya que la ciudadanía no se ha visto favorecida”.

En este sentido, Fuentes enfatizó quela pesca artesanal está muy mala en la región, no tenemos mercado, los botes siguen varados, por lo tanto, si ellos sacan números azules tienen que ser claros en decir de dónde vienen. Si vienen de la salmonicultura tienen que decirlo claramente, pero de la pesca artesanal no están viniendo en este minuto. En el caso de la salmonicultura, tenemos contradicciones, pues mayoritariamente los recursos se cultivan aquí pero se los llevan a la Décima región. Nosotros no lo compartimos de esa manera, no sé cómo lo miden, pero para nosotros crecer es cuando toda la gente va sintiendo ese crecimiento”.

En tanto, según el Índice de Actividad Económica Regional 2012, las regiones que menos crecieron fueron Tarapacá y Atacama, con 6,9 y 6,1 por ciento menos respecto de 2011.

El decrecimiento observado en Atacama se fundamenta por la baja en los sectores Construcción (habitacional en particular), Silvoagropecuario (por la disminución de la uva de mesa) y Servicios Financieros y empresariales.

Ariel Rivero, secretario ejecutivo de  la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), explicó que existen diametrales diferencias en las regiones del norte, pese a pertenecer al mismo sector o rubro. En este sentido, señaló que “estos índices se relacionan con los beneficios para las empresas y no para las personas, no al menos en un mediano plazo”.

Para Rivero, “el decrecimiento se debe a que las minas van envejeciendo con el tiempo, se van profundizando, por lo tanto sube el costo de extracción, bajan las leyes, se endurece la roca, de una u otra forma sube la explotación. Antofagasta tiene una particularidad, hay muchos proyectos que han partido, por lo tanto, tienen minas relativamente nuevas. Esto no se nota a nivel de las personas, donde más se nota es a nivel de las empresas del rubro”.

Según el Índice de Actividad Económica Regional entregado por el INE, las zonas productivas que registraron mayor crecimiento para los empresarios fueron Aysén, Magallanes y Antofagasta, en tanto los sectores que presentaron una evolución positiva en la mayor parte de las regiones fueron Comercio, Hotelería y Restoranes; además de Transporte y Comunicaciones. Justamente, respecto del último ítem, destaca el caso de Mallín Grande, localidad de Aysén que aún se mantiene sin conexión y sin teléfono.