Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Movimientos regionales, escépticos ante la “agenda descentralizadora” del Gobierno

Una de las primeras tareas que asumirá el Presidente Sebastián Piñera al retorno de sus vacaciones es impulsar la elección directa de consejeros regionales, entre otras medidas. Desde Calama y Aysén señalan que la iniciativa es insuficiente y advierten de masivas manifestaciones en marzo.

Paula Correa

  Lunes 18 de febrero 2013 16:24 hrs. 





En marzo el Gobierno dará suma urgencia al proyecto que establece la elección directa de los consejeros regionales (Cores), que ya fue aprobado en la Cámara y deberá enfrentar su segundo trámite en la comisión de Gobierno Interior del Senado.

Además, acelerará proyectos que fortalecen el rol de los gobernadores y de los municipios, como parte de una nueva “agenda descentralizadora”, que busca frenar el auge de movimientos ciudadanos locales.

Estas medidas resultaron “insuficientes” para algunos de los dirigentes de movimientos regionalistas más importantes en la administración del Presidente Piñera.

Patricio Segura, quien integró la Mesa Social por Aysén, criticó que se refuerce el rol del gobierno regional y no se trabaje en la línea de la participación ciudadana: “En el fondo, es más de lo mismo, darle atribuciones a autoridades directamente designadas por la autoridad central, por Santiago. No solamente es más de lo mismo, sino que profundizar el mecanismo de control remoto con el cual se administran estas regiones. Lo que tiene que hacerse es empoderar a la ciudadanía, darle atribuciones para incidir en las políticas públicas. Eso tiene que ver desde lo más básico, como encuestas y sondeos de opinión sobre lo que quiere la gente, a instrumentos súper específicos, como los plebiscitos comunales, provinciales y regionales”, dijo.

Segura añadió que se debe establecer la capacidad de conformar partidos políticos regionales de verdad, además del referéndum revocatorio que permitiría a la población sacar de sus cargos a las autoridades que no estén trabajando por el bien público.

También sostuvo que se debe reforzar la participación ciudadana en los procesos de evaluación ambiental.

Cabe recordar que, en Aysén, uno de los puntos pendientes en la mesa de trabajo con el Gobierno fue la instauración de un plebiscito comunal para pronunciarse sobre el polémico proyecto Hidroaysén y las represas en Río Cuervo. “Lo que se propone son parches que no van al fondo del modelo de distribución desigual del poder que tenemos en Chile”, reiteró.

Con esto coincidió también Luis Rosa, vocero de la Asamblea Ciudadana de Calama, para quien mostrar una verdadera voluntad es entregar los recursos que las regiones requieren y, en el caso del norte, elaborar proyectos de ley que permitan que parte de los recursos que aportan al país se queden de forma permanente en las ciudades.

En ese sentido, el dirigente manifestó que este año ya se planifican una serie de movilizaciones: “El 31 de marzo se celebran las regiones del país, pero es de papel. Sabemos que las regiones no se han desarrollado. Este 31 de marzo habrá varias manifestaciones sociales, ciudadanas, en distintas zonas del norte. Más en Calama, nosotros somos los que estamos desarrollando este trabajo. Creo que con esa manifestación social el Gobierno va a empezar a abrir las antenitas y a lanzar cosas para que las regiones nos desarrollemos realmente como corresponde”, advirtió.

Luis Rosas afirmó que ya están cansados de participar en distintas reuniones con las autoridades y mesas de conversación, las que, al final, sólo buscan reducir el impacto de los movimientos sociales y apagar los conflictos.

En ese sentido, afirmó, están atentos a lo que ocurra este 2013 y exigirán soluciones concretas.