Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Soldados bolivianos quedan en libertad con arraigo en Chile y Evo Morales acusa “venganza”

El Juzgado de Pozo Almonte determinó que Alex Choque (20) y Augusto Cárdenas (18) quedaran bajo dicho régimen, mientras que para Luis Fernández- quien portaba el arma al ingresar al país- se decretó arresto domiciliario nocturno. En tanto, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que esto es "una venganza" ante la demanda marítima que se ha planteado a nivel internacional.

radio.uchile.cl

  Lunes 25 de febrero 2013 12:38 hrs. 
soldados bolivianos





En libertad y con arraigo nacional quedaron dos de los tres soldados bolivianos que fueron detenidos el pasado 25 de enero en los alrededores de Colchane, región de Tarapacá, y que fueron acusados por porte ilegal de armamento de guerra e ingreso por un paso no habilitado.

Se trata de Alex Choque (20) y Augusto Cárdenas (18), quienes además rechazaron la petición del Ministerio Público de establecer una suspensión condicional de la causa y optaron por seguir con el proceso con las mayores garantías posibles.

En el caso de Luis Fernández Choque (18) – quien portaba el arma al momento de la detención – se decretó arresto domiciliario nocturno hasta que se concluya la investigación. Para él, la Fiscalía había propuesto un juicio abreviado, sin embargo, este procedimiento también fue desestimado, por lo que se seguirá con el curso normal.

La audiencia comenzó a las 10 de la mañana en el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte, instancia que determinó desatender la petición del fiscal de Tarapacá, Manuel Guerra, quien abogaba por el arresto domiciliario total.

Fuego cruzado

Al conocerse la decisión, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que esto responde a una “venganza” y afirmó que “no se ha podido demostrar qué delitos cometieron los soldados, no hay ninguna demostración y por eso se demuestra que esta decisión es política, una venganza aplicada del Presidente Piñera hacia nuestros soldados”.

Morales añadió que “he salido a reclamar el mar a nivel internacional y él quiere vengarse de eso”, y que “el hermano Presidente Sebastián Piñera está desprestigiando al pueblo chileno, está rompiendo las diplomacias y está llevando por mal camino al pueblo chileno, y es un mal vecino, lamentablemente”.

El Mandatario boliviano indicó que “sacar de las celdas, una celda pequeña, a una celda más grande, que es Chile. En otras palabras, siguen encarcelados, rehenes políticos. Y yo no puedo entender todavía…esto demuestra que la justicia chilena está sometida al presidente chileno desde el primer momento”.

Más temprano , el ministro de RR.EE., Alfredo Moreno, cuestionó que se califique a los detenidos como “héroes” y consideró que “las expresiones que hemos escuchado en el último tiempo, y particularmente en esta última carta del presidente Morales, son graves, porque no colaboran en nada en las buenas relaciones entre los países ni menos a solucionar el problema de los soldados”.

“Lo único que causan es un aumento y un estímulo a la odiosidad hacia los chilenos”, afirmó Moreno.

El canciller agregó que “el problema fue causado por Bolivia” y respondió a las declaraciones de Evo Morales: “Bolivia no está encarcelada ni enclaustrada, tiene un tratado de límites desde hace más de 100 años que no fue impuesto, fue negociado y aprobado por el Parlamento boliviano. Ahora el presidente Morales pretende que es un encarcelamiento y eso no aporta al buen ambiente entre ambos países”,dijo.

Mientras, el gobierno boliviano afirmó el domingo que no reconoce la competencia de la justicia de Chile para procesar a los tres soldados y demandó su inmediata liberación, en un incidente que elevó los roces verbales bilaterales en las últimas semanas.

“El gobierno boliviano no reconoce la competencia de un tribunal chileno, este incidente debe resolverse por la vía diplomática en aplicación de las normas del derecho internacional”, afirmó el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, entrevistado por la red de medios gubernamentales.

El secretario de Estado dijo que Chile “debe disponer la libertad irrestricta de nuestros tres soldados”.