Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de junio de 2022

Escritorio

Chile inicia nueva ronda de negociaciones por tratado TPP con reparos por derechos de autor y libertad en internet

Este lunes en Singapur comienza una nueva ronda de conversaciones del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica, que involucra a once países. La iniciativa ha sido cuestionada por la confidencialidad con la que se ha desarrollado y sus eventuales perjuicios en materias como propiedad intelectual farmacéutica y derechos de los usuarios de la red.

Rodrigo Alarcón L.

  Domingo 3 de marzo 2013 23:04 hrs. 

Compartir en

Entre este lunes 4 y el próximo miércoles 13 de marzo se desarrollará en Singapur la decimosexta ronda de negociaciones del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica, conocido como TPP por sus siglas en inglés (Trans Pacific Partnership).

La iniciativa fue suscrita en 2005 por Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur, y actualmente contempla también a Australia, Canadá, Malasia, México, Perú, Estados Unidos y Vietnam.

Chile llegará a la primera ronda con un nuevo jefe de negociación, el abogado Felipe Lopeandía, proveniente del departamento de Derecho Internacional de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, quien asumió el cargo al que renunció en febrero Rodrigo Contreras, jefe en todas las rondas anteriores.

Las rondas de negociaciones han sido cuestionadas desde distintos sectores por su confidencialidad, ya que solo se conocen borradores filtrados en forma extraoficial. Aun cuando cada ronda cuenta con un evento al que pueden asistir organizaciones interesadas en la materia para exponer sus planteamientos, la posibilidad de comunicarse con los negociadores de cada país es acotada.

A Singapur concurrirá desde Chile la Unión Nacional de Artistas, que agrupa a entidades como la SCD, el Sindicato de Actores y la Asociación de Documentalistas, entre otras.

Juan Antonio Durán, quien acudirá al evento en nombre de la UNA, explicó que la preocupación apunta a garantías establecidas en el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. y que no están incluidas en el TPP, como sucedería, por ejemplo, con los derechos que obtienen los intérpretes musicales.

“El problema está en que, por ejemplo, en la legislación de EE.UU. no están contemplados los derechos conexos para los artistas, entonces nos parece que tiene que haber una cierta reciprocidad, porque sería totalmente ridículo que los artistas chilenos en EE.UU. no tengan derechos conexos, pero que los norteamericanos pudieran venir a exigir sus derechos a nuestro país. Más allá del trato nacional, tiene que haber un cierto grado de equivalencia en los tratos, que fue recogido en el tratado con EE.UU. y en este borrador no está incluido. Ese es un ejemplo súper importante para nosotros”, dijo.

El TPP también ha generado una serie de cuestionamientos desde organizaciones que trabajan los derechos de los usuarios de internet. Pedro Huichalaf, abogado de la ONG Meta, dijo que suscribir el tratado significaría adoptar algunas de las normativas que EE.UU. ha endurecido recientemente en cuanto al uso de la red.

Esto ocurriría con la posibilidad de que los proveedores desconecten, sin resolución judicial de por medio, a un usuario que pueda estar vulnerando el derecho de autor: “Por un lado tenemos a la ONU diciendo que internet es un derecho humano, y por otro lado establecen que por un tema de propiedad intelectual, sin ir a una vía judicial, empresas pueden negarle el acceso de internet a un cliente. En Chile existe una normativa al respecto y se establece que si un autor piensa que se está violentando un derecho de autor, puede solicitar por vía judicial, por ejemplo, el corte de un sitio o solicitar la eliminación de un contenido. Sin embargo, se está tratando de hacer que el sistema sea mucho más automático y que sea dejado a intereses privados, aunque es más bien público”, indicó.

También la Asociación de Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Asilfa) ha planteado sus reparos al TPP, por sus implicancias en relación a la propiedad intelectual farmacéutica.

José Luis Cárdenas, abogado de la organización, dijo “están avanzando con una serie de medidas que tienen que ver con propiedad intelectual farmacéutica, fundamentalmente de patentes y relacionados, que obviamente si se expanden tienen un efecto en cuando pueden ingresar al mercado los genéricos, que son los que copian a un producto original”.

“Entre más tarde pueden ingresar, más tarde pueden bajar el precio del producto original. Cuando no hay genéricos en el mercado, hay un monopolio, por lo tanto, se puede cobrar mucho más que cuando sí están en el mercado, porque generan competencia y hacen bajar los precios”, advirtió.

Síguenos en