Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de agosto de 2019

Escritorio

Expertos destacan avances de nueva legislación nutricional aunque apelan a cambio cultural

Una serie de iniciativas que buscan disminuir los niveles de obesidad en la población se comenzarán a discutir en el Parlamento. A la ya aprobada “Ley Super8”, se suma el proyecto sobre publicidad de los alimentos y la institucionalización del programa Elige Vivir Sano. Si bien expertos valoraron las iniciativas, parlamentarios indican que es necesario materializar un “cambio cultural”.

Oriana Miranda

  Lunes 4 de marzo 2013 20:38 hrs. 
COMIDA CHATARRA

La Primera Dama, Cecilia Morel, el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, el Ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín y los parlamentarios que integran las comisiones de Salud y Hacienda del Senado, se reunieron este lunes para revisar los detalles del proyecto de ley Elige Vivir Sano, presentado en diciembre de 2012 por el Presidente Sebastián Piñera y su esposa.

Esta iniciativa busca transformar en una política de Estado con financiamiento público el programa Elige Vivir Sano y se enmarca en una serie de normas orientadas a disminuir los niveles de sobrepeso y obesidad en el país, los que alcanzan el 67 por ciento en la población adulta.

El senador Fulvio Rossi participó de esta jornada y aunque destaca el proyecto legal lo considera insuficiente. “Esta ley no basta. Se requiere una voluntad política de los gobiernos para invertir en que los chilenos y chilenas puedan elegir adecuadamente los alimentos, porque hoy en día hay una restricción económica a una buena selección”, advierte el parlamentario. “Los alimentos saludables son más caros y lamentablemente la comida chatarra es más barata. Y por otro lado está el tema de la actividad física y ahí es muy importante trabajar con los niños en cómo fomentamos la cultura del deporte como una actividad permanente”.

Entre la nueva legislación nutricional chilena se encuentra también la ley 20.606, más conocida como “Ley Super8”, que será publicada en el diario oficial en abril y entrará en vigencia el 6 de julio de este año. Esta contempla advertir a la población sobre el contenido nutricional de los alimentos a través de indicaciones detalladas y sencillas en los etiquetados, que prevendrán de altos niveles de elementos dañinos para la salud.

A esta ley se busca añadir un apartado que regule la publicidad de alimentos altos en grasas trans, azúcar y sodio, estableciendo su emisión en televisión abierta únicamente en el horario entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, para así reducir la posibilidad de que los niños vean los mensajes. Esta moción será discutida hoy en el Senado.

Rodolfo Rivers, Oficial Nacional de Inocuidad y Calidad de los Alimentos de la FAO, destaca la importancia de estas iniciativas legales, que ponen a Chile a la vanguardia en materia nutricional en América Latina y el Caribe. “En todos los países de la región hay problemas de obesidad graves, por lo tanto esta es una ley pionera y esa es la importancia que tiene”, explica.

“El tema de la obesidad pasa por un tema de información. El porcentaje de niños obesos en el país da cuenta de cómo a veces las madres los están alimentando”, prosigue el especialista, destacando especialmente el aspecto del etiquetado de los alimentos de la la Ley 20.606, que permitirá simplificar la información sobre la cantidad de sodio, azúcar y grasas de los alimentos, haciéndola más comprensible para todo tipo de público. “Un niño obeso va a ser un adulto obeso, frente a esa premisa nosotros decimos que un niño que come sano es un adulto que come sano”, concluye.

Un informe elaborado por la FAO en 2011 revela que Chile presenta la menor tasa de desnutrición global y una de las mayores tasas de sobrepeso infantil. En cuanto a la población adulta, según la Encuesta Nacional de Salud de 2010, el 39 por ciento tiene sobrepeso, otro 25 por ciento tiene algún grado de obesidad y un 2.3 por ciento sufre de obesidad mórbida.

El mismo estudio indica que el 22,4 por ciento de los niños menores de seis años tiene problemas de sobrepeso, mientras que un 9.9 por ciento es obeso. Es por ello que una de las primeras metas sanitarias del Ministerio de Salud para el 2020 es disminuir la cifra de sobrepeso infantil en seis dígitos.