Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Convocatorias para el jueves

Dirigentes estudiantiles desconfían de marchas “sin rostro” aunque ratifican agenda de movilizaciones para 2013

Este jueves, desde las 11:00 horas, se realizarán diversas marchas por la educación a lo largo del país. Si bien las organizaciones estudiantiles no adhieren a las movilizaciones, aclararon que cada persona es libre de asistir. De todas formas indicaron que una vez normalizados los espacios de discusión, se elaborará una nutrida agenda de movilizaciones, según enfatizaron dirigentes universitarios y secundarios.

Narayan Vila

  Miércoles 6 de marzo 2013 20:36 hrs. 
marcha

Valdivia, Concepción, Valparaíso y Santiago albergarán las primeras marchas por la educación de este año académico.

La convocatoria es abierta y se realizó mediante redes sociales, lo que genera ciertos resquemores en las organizaciones estudiantiles, como la Confech y las coordinadoras de alumnos secundarios.

Esto, porque “cualquier persona puede convocar, incluso puede ser una treta de Carabineros de Chile o alguien que quiera dañar la imagen del movimiento estudiantil”, según afirman al interior de la Confech. “No hay una agrupación visible”, critican.

Esto no quiere decir que la protesta callejera no sea la herramienta predilecta de los estudiantes para este año. Al contrario, éste será el camino para presionar al Gobierno a dar respuesta favorable a las demandas de universitarios, secundarios y gran parte de la ciudadanía que los apoya.

Con ello, se pretende retomar el ímpetu que caracterizó al movimiento estudiantil en 2011. Esta vez, apoyados en las falencias estructurales del sistema, que han quedado de manifiesto con los procesamientos de rectores y autoridades y el cierre de colegios y universidades.

Así lo señaló Fabián Araneda, vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

“El 2011 cuando se levantó el movimiento estaba todo muy poco claro, había muy poca intención de movilizarse, sin embargo, los casos que nosotros denunciábamos no habían salido a la luz. Ahora el asunto es claro y tenemos muchas más razones para movilizarnos. Vamos a retomar el espíritu de 2011 pero con hechos tangibles que han salido en los últimos dos años”, explicó.

Para retomar las movilizaciones multitudinarias, en el primer Confech de este año, a realizarse en La Serena el 16 de este mes, se planteará iniciar un breve proceso de reflexión, paralelo al calendario de protestas, para “darle sentido” a las demandas, es decir, consolidar el gran apoyo que ostentan y “ganarse” el aval de los indecisos.

Las exigencias, según indicó Diego Vela, presidente de la FEUC, son las históricas del movimiento: gratuidad en la educación y fin al lucro.

“Es incompatible que una institución con fin de lucro busque impartir una educación de calidad y de cara a los estudiantes. Por otro lado, comprendemos que no basta sólo con el lucro, sino que hace falta una política revitalizadora de la educación pública, de una comprensión más integral del desarrollo en la educación y, por eso, la premisa de educación pública gratuita y de calidad. Creo que es muy buen reflejo de lo que hemos buscado como movimiento estudiantil”, indicó el dirigente.

Desde el sector secundario, Eloísa González, vocera de la ACES, añadió el control comunitario y la articulación con otros movimientos sociales como prioridades para este año.

“Hoy en día hay fenómenos de localidades que se han estado levantando y organizándose tanto por temas de educación como de diferentes temáticas como salud, vivienda, etc. Este va a ser un año de movilizaciones, pero donde tendremos posturas para cada una de las coyunturas y nuestro énfasis será articularnos con estos sectores para desarrollar una propuesta desde el pueblo y no esperar a esta institucionalidad que en 17 años no ha sabido dar respuesta alguna”, sentenció Eloísa González.

Otro de los elementos que marcará este año es el desmarcarse de las autoridades políticas, pues a juicio de los voceros “son ellos quienes dieron forma al modelo” y es una de las razones por las que se perdió masividad el año pasado, donde se privilegió la presencia en el Congreso y no en la calle, según afirmaron algunos dirigentes.