Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

Puntajes nacionales de la última PSU crean organización y acusan falta de beneficios

Decenas de estudiantes que alcanzaron alto rendimiento en la última medición se agruparon en Puntajes Nacionales por la Educación, con el objetivo de plantear una serie de críticas al sistema de quintiles, becas y créditos, entre otros temas. “Este no es un movimiento egocéntrico, es para toda la sociedad”, dicen.

Rodrigo Alarcón L.

  Sábado 9 de marzo 2013 9:22 hrs. 
puntajes nacionales


Más de 40 estudiantes de Santiago, Coquimbo, Valparaíso, Curicó y Concepción, entre otras ciudades, que lograron resultados máximos en la última Prueba de Selección Universitaria (PSU), comenzaron hace pocas semanas a reunirse bajo el nombre de Puntajes Nacionales por la Educación.

El objetivo de la organización es hacer un diagnóstico y establecer sus cuestionamientos sobre los principales problemas que afectan al sistema de educación y plantear posibles reformas.

Además, la idea es “usar el hecho de ser puntajes nacionales” para oponerse al estigma que pesa sobre el movimiento estudiantil como “gente floja, que quiere todo gratis, que no se esfuerza y que son tirapiedras”.

Así lo señaló Lucas Lodeiro, alumno de Licenciatura en Ciencias en la Universidad de Chile, quien consideró que “estamos demostrando que gente que se esforzó a nivel de excelencia académica esforzándose cuatro años, cosa que no es tan fácil, y se esforzó por rendir bien en la PSU, no está obteniendo los beneficios que tanto se nos promocionaron”.

“También estamos demostrando que en el movimiento estudiantil existen mucha gente –para mí, la mayoría- que no es que quiere todo gratis y porque sí, sino que quiere lograr salir adelante, tener verdaderas oportunidades, una mayor inclusión respecto a la sociedad entera. Eso queremos dejar claro como Puntajes Nacionales por la Educación, esto no es un movimiento egocéntrico de parte de nosotros para lograr algo para nosotros y quedarnos callados”, agregó.

Una de las principales críticas que ha planteado la organización es al sistema de becas y créditos basado en la división por quintiles, es decir, dividiendo a la población en cinco segmentos. De acuerdo a los estudiantes, el mecanismo es engañoso y considera en los sectores más favorecidos a estudiantes que igual necesitan beneficios para acceder a la educación superior.

Así, sostienen que si la división se hiciera en percentiles -grupos del uno por ciento de la población- el ingreso familiar supera levemente el millón de pesos hasta el 97 por ciento, lo que dificulta pagar aranceles universitarios que pueden fácilmente superar los 400 mil pesos mensuales.

Por esto, la agrupación divulgó una declaración en la que respondió al jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, Juan José Ugarte, quien sostuvo que el 80 por ciento de los alumnos recibe becas PSU y solo el 20 por ciento más rico es excluido, basando sus números en la división por quintiles.

Ignacio González, estudiante de Historia de la Universidad de Chile, explicó que “el Gobierno dice que el 60 por ciento de los alumnos de más bajos ingresos tienen asegurada la educación gratuita, una cifra que es alta. Y claro, la señora que está en su casa ve la noticia y dice ‘yo escuché en la tele que el 60 por ciento ya tiene educación gratuita’. Es un juego de palabras, un juego matemático. Sobre esa falacia, queremos decir que manejan las cifras y hacen creer a la gente que hay mayor cobertura. La cifra no es errada, pero cómo dice la del Fondo Solidario, por ejemplo, hipotéticamente podría acceder cuatro quintos de la población, pero no es así”.

En ese sentido, los estudiantes recordaron que los alumnos que obtuvieron los 850 puntos máximos en la última PSU fueron recibidos por el ministro Harald Beyer en la Biblioteca Nacional, en una ceremonia en la que se destacaron sus méritos académicos. Sin embargo, sostuvieron, esos mismos méritos no se traducen en beneficios.

Rodrigo Castillo, estudiante de Derecho de la Universidad de Concepción, dijo que “muchas personas, muchos de nosotros incluso antes, piensan que por el hecho de ser puntaje nacional uno automáticamente va a estudiar gratis o va a obtener una muy buena beca y el Gobierno lo va a ayudar. Porque uno está acostumbrado a ver que las autoridades reciben a los estudiantes en La Moneda, toman desayuno… pero finalmente la ayuda concreta es bien poca”.

“Creo que el interés en nosotros es más para sacarse una foto, como un apoyo para la gestión del Gobierno, pero más allá de eso no hay un real interés por apoyar el mérito de los estudiantes que han tenido buenos resultados”, añadió.

La organización Puntajes Nacionales por la Educación prepara un documento en que expondrán sus principales críticas y que esperan entregar al Presidente Sebastián Piñera, al ministro Harald Beyer y a las autoridades educacionales de cada región.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.