Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Ex dictador guatemalteco es llevado a juicio por genocidio y delitos de lesa humanidad

José Efraín Ríos Montt estuvo en el poder por 17 meses, durante los cuales militares bajo su mando asesinaron y violaron a miles de indígenas. La fiscalía logró llevarlo a juicio a 31 años de cometidos los crímenes, siendo la primera vez en el mundo que un ex jefe de Estado es juzgado por genocidio.

Oriana Miranda Navarrete

  Martes 19 de marzo 2013 15:10 hrs. 
riosmontt.jpg


Este martes inició en Guatemala un juicio histórico por genocidio y delitos de lesa humanidad contra el ex dictador José Efraín Ríos Montt, de 86 años. El ex general es acusado de ser el autor intelectual del asesinato de 1.771 indígenas ixiles y de más de mil violaciones cometidas por militares bajo su mandato.

Ríos Montt gobernó el país centroamericano entre el 23 de marzo de 1982 y el 8 de agosto de 1983, mediante un golpe de Estado contra el presidente Romeo Lucas García. La fiscalía sostiene que durante esos 17 meses, el militar estuvo al tanto de las masacres ejecutadas por sus subordinados, por lo que es igualmente responsable de ellas.

Durante décadas, Ríos Montt se desempeñó como diputado y, protegido una ley que concedía inmunidad a funcionarios públicos, evitó las acusaciones por las atrocidades cometidas durante su régimen. En enero de 2012 se retiró del Congreso y fue acusado formalmente por crímenes contra la humanidad junto a otros tres ex generales, proceso que sus abogados habían logrado posponer hasta ahora.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, destacó que esta es la primera vez en la historia que un ex jefe de Estado es llevado a juicio por genocidio en un tribunal nacional.  “Hasta hace muy poco, nadie creía que un juicio como éste podía llevarse a cabo en Guatemala y el hecho que esté sucediendo allí, 30 años después de que las presuntas violaciones se llevaron a cabo, debería alentar a las víctimas de violaciones de derechos humanos de todo el mundo”, señaló.

El juicio contra el ex dictador podría prolongarse durante meses y, de ser encontrado culpable de los delitos que se le imputan, se enfrentaría a una condena de al menos medio siglo de reclusión.