Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Critican avance del Fondenor en el Senado: “Es una subvención, no un fondo de desarrollo”

Si bien, el proyecto es calificado por los municipios mineros como “insuficiente”, autoridades parlamentarias destacaron el hecho de que "por fin se destine un capital para las localidades donde se origina gran parte de la riqueza del país”. Las organizaciones sociales y sindicales, por su parte, abogan por reformas estructurales tendientes a modificar la base de ganancia de las empresas mineras.

Narayan Vila

  Martes 26 de marzo 2013 17:36 hrs. 
FONDENOR CALAMA


Listo para ser analizado por la comisión de Hacienda del Senado quedó el proyecto de ley que crea y destina recursos para el Fondo de Desarrollo del Norte y de las comunas mineras de Chile, ingresado por el Gobierno en mayo de 2012.

Esto, luego que la comisión de Minería de la Cámara Alta despachara el texto, que contempla un capital de 225 millones de dólares para ser distribuidos, entre 2013 y 2025, a los gobiernos locales que alberguen actividades de exploración y extracción cuprífera.

Además, se aprobó una indicación que establece en 150 mil dólares el mínimo que será destinado por comuna y una norma que obliga a los municipios a transparentar el uso de los recursos a través de sus sitios electrónicos.

Esteban Velásquez, alcalde de Calama y vocero de la Asamblea Ciudadana de esta comuna, pionera en reivindicar recursos especiales para las localidades mineras, señaló que el proyecto, “en la forma y el fondo”, va en la línea contraria a lo propuesto por la ciudadanía.

Por esto, el representante comunal explicó que “nosotros podríamos aspirar a 900 o 1.000 millones de pesos al año. Este no es un fondo de desarrollo, puede ser una subvención a comunas mineras, pero no es un fondo de desarrollo. Qué ciudad se va a desarrollar con 900 millones de pesos al año, eso no alcanza ni para una cancha de fútbol. Nosotros aspiramos a un fondo de desarrollo en razón de un porcentaje de las utilidades de las ventas del cobre, que producimos aquí en la propia región, ese es el espíritu del Fondenor y claramente no se cumple. Además la plata está siendo obtenida del Tesoro Público”.

Velásquez indicó que la fórmula de asignación de recursos para el Fondenor puede ser variada, desde un royalty regional, hasta una tributación parcializada, que incluya las ganancias de las empresas mineras y el impacto socio-ambiental que provocan como variables.

El senador independiente ex Renovación Nacional Carlos Cantero, junto con afirmar que el proyecto se puede mejorar con el tiempo, defendió, de forma particular, la iniciativa impulsada por el Ejecutivo.

En este sentido, el parlamentario independiente indicó que “entre no tener nada y tener un proyecto que aunque sea poco, es un avance porque se ha creado una cuenta en el Presupuesto de la Nación, lo que significa que podemos seguir contribuyendo a fortalecer este fondo. Esto lo veo como una crítica política, mezquina y un poco ideologizada”.

El senador radical José Antonio Gómez, integrante de la comisión de Minería, dijo entender el disgusto que hay en parte de la ciudadanía con el proyecto, ya que “en efecto, es insuficiente”, según afirmó.

Sin embargo, el parlamentario subrayó que la iniciativa es perfectible en el mediano y largo plazo: “Lo que se ha logrado es que por primera vez se establezca el criterio de que las comunas mineras que aportan muchos recursos al país puedan recibir un aporte especial y diferente al resto de las comunas y regiones. Eso hay que valorarlo porque permite  hacer las modificaciones para mejorar el ingreso de los recursos de las regiones mineras”.

También hubo reacciones de parte de la Confederación de Trabajadores del Cobre. Su vicepresidente, Manuel Ahumada, indicó que hay que redoblar los esfuerzos por renacionalizar el cobre e impulsar una reforma tributaria que incluya un impuesto permanente para las comunas mineras.