Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Portuarios mantienen paro mientras empresariado pide aplicación Ley de Seguridad del Estado

Continúa el conflicto portuario en Mejillones. Mientras los trabajadores acusan una exigua voluntad de diálogo de parte de la compañía Ultraport, la empresa se defiende argumentando que se han apegado a las normas laborales. La paralización, que se han extendido a los largo de todo el país, incluso ha despertado la reacción del sector empresarial, que llama al Gobierno a aplicar la Ley de Seguridad del Estado.

Narayan Vila

  Martes 2 de abril 2013 16:16 hrs. 





Se mantiene por décimo noveno día el paro de actividades de los trabajadores de Ultraport, empresa que opera en Puerto Angamos, ubicado en Mejillones, región de Antofagasta.

La última reunión que sostuvieron cuatro de los cinco sindicatos que están movilizados, efectuada la noche de este lunes, no arrojó resultados positivos, por lo que se agendó un nuevo acercamiento entre los trabajadores, representantes de la compañía y la Seremi del Trabajo.

El petitorio de los empleados portuarios incluye que la empresa Ultraport retire las acciones judiciales contra los trabajadores, no tome represalias, termine con las prácticas antisindicales, reintegre a dos dirigentes desvinculados irregularmente y otorgue media hora de colación, una antigua demanda de la Unión Portuaria de Chile.

Richard Orellana, presidente del sindicato N°2 de trabajadores, criticó a la firma portuaria por no acceder a demandas que calificó como básicas y sencillas.

En este sentido, el dirigente sindical explicó que “ya completamos una semana con la paralización de los puertos y no quieren entregar una solución. Además, el Gobierno está diciendo que debe haber un diálogo con los trabajadores y una mayor flexibilidad, pero todavía no pasa nada. Se ha descubierto todo lo que hemos denunciado y los abusos que ha ejercido la empresa.  Y por eso solicitamos mejores condiciones que, en el fondo, la empresa debería entregar por iniciativa propia”.

Este paro portuario, que se inició a mediados de marzo en Mejillones, se ha extendido por todo el país. San Antonio, en la zona central; Chañaral, Huasco, Antofagasta e Iquique, en el norte, y Coronel, Lirquén, Talcahuano, Huachipato, Puerto Montt y Corral en el sur, han adherido por solidaridad a la movilización. (Cabo Froward, Penco, San Vicente).

Una paralización que ya ha sido sentida por el mundo empresarial, especialmente por el sector frutícola.

Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, señaló que si bien las pérdidas económicas no se han cuantificado, la imagen de Chile, como país proveedor, se ha visto dañada seriamente.

Por esto, el dirigente solicitó al Ejecutivo que actué para que se respete “el estado de derecho”: “Nosotros necesitamos que nos garanticen la operación de los puertos donde tenemos servicios contratados para poder honrar nuestros compromisos. El Estado tiene los instrumentos jurídicos para velar para que esto sea así. Por eso, le hemos pedido al Gobierno que aplique la Ley de Seguridad del Estado. Aquí hay un trastorno que no corresponde que sea del nivel que ha adquirido una disputa que es entre privados, legítima, pero que no tiene por qué tener derivaciones al resto de la sociedad”, indicó.

La empresa, por su parte, se ha defendido, señalando que los recursos judiciales obedecen a su calidad de prestador de servicios de Puerto Angamos y que la negativa a la media hora de colación se apega a la norma, ya que su personal opera bajo la modalidad de trabajo a tiempo continuo, es decir, sin derecho a descanso.