Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Cuestionamientos a Pedro Velásquez marcan definición de mesa directiva de la Cámara

Durante la votación de la segunda vicepresidencia, la oposición enrostró la multa que adeuda el parlamentario al municipio de Coquimbo por fraude al fisco. La Alianza y los independientes, en tanto, respaldaron la nominación argumentando el respeto al acuerdo político alcanzado en 2010.

Paula Campos

  Miércoles 3 de abril 2013 13:47 hrs. 





Una intensa jornada se vivió este miércoles en la Cámara de Diputados, luego de la votación de la mesa directiva del hemiciclo. En la presidencia fue electo Edmundo Eluchans de la UDI con 62 preferencias, mientras su más cercana competidora, María Antonieta Saa (PPD) se quedó con 43 votos.

A la cabeza de la primera vicepresidencia y con 61 preferencias, resultó electo el RN, Joaquín Godoy. Sin embargo, todas las miradas estaban puestas en la elección del segundo vicepresidente. La figura de Pedro Velásquez, ex alcalde de Coquimbo y actual diputado independiente generó polémica, debido a una millonaria deuda que el ex edil mantiene con el municipio de la IV región y su sentencia por fraude al fisco.

Pese a ello, los diputados independientes Pedro Araya, Marta Isasi y Alejandra Sepúlveda reiteraron su respaldo a Velásquez, que fue acordado el en 2010 con los partidos oficialistas.

Misma posición adoptaron en la UDI y RN, desde donde subrayaron que no se podía desconocer el acuerdo pactado con anterioridad y que hoy llevó a la directiva de la mesa al cuestionado Pedro Velásquez.

Para la oposición, en tanto,  la elección de Velásquez atenta contra la credibilidad de la Institución. El PS, Marcelo Díaz, señaló que  “la derecha debió ser más responsable al analizar el impacto que iba a tener la elección de esta mesa. Creo que porque está en juego la acusación constitucional de mañana, las presidencias de las comisiones, votaciones relevantes de aquí al término del mandato presidencial. Probablemente, como están todas esas cosas en juego, prefirieron hacer tripas corazón y respaldar esta mesa, pero aquí hay una sola responsabilidad política”.

Una vez ratificado, Velásquez  afirmó que las críticas a su nominación “son temas antiguos, oleados y sacramentados, están en los archivos de los tribunales y eso ya no tiene nada que ver con un tema cien por ciento electoral”.

El parlamentario concluyó que “los acuerdos fueron así desde un principio, y se consensuaron  entre el PRI, la Alianza y los independientes. Se entiende que éstos deben cumplirse como se han cumplido en los últimos tres años”.