Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de noviembre de 2022

Escritorio

Senadores DC exigen a Piñera poner urgencia a Acuerdo de Vida en Pareja

Los senadores DC Soledad Alvear y Patricio Walker, junto al presidente de Fundación Iguales, Pablo Simonetti, solicitaron al presidente Piñera cumplir su promesa de campaña y expresar su voluntad política de que el Acuerdo de Vida en Común salga adelante a la brevedad, poniéndole urgencia a su legislación. Esto, en el contexto de que hay más de dos millones de personas quienes conviven con alguien de distinto sexo y 34.976 quienes admitieron vivir con alguien de su mismo sexo, según el Censo 2012.

Oriana Miranda

  Jueves 4 de abril 2013 20:49 hrs. 
piñera apv

Compartir en

Los senadores de la Democracia Cristiana, Patricio Walker y Soledad Alvear, se unieron al llamado de Fundación Iguales y solicitaron al Presidente Sebastián Piñera poner urgencia al Acuerdo de Vida en Pareja (APV), el cual descansa en el Senado desde hace casi dos años.

Pablo Simonetti, escritor y presidente de Fundación Iguales, recordó la promesa “resonante” hecha por el actual mandatario, quien utilizó a una pareja de homosexuales en su campaña presidencial.

Además, criticó la determinación del ejecutivo, calificándola como “temerosa” y “por momentos, inexistente”. “El presidente demoró un año y medio en entregar el proyecto de AVP al Senado y el momento en que lo hizo fue porque hubo una intensa presión ciudadana en la marcha de la igualdad del 17 de agosto de 2011. Desde ese día hasta hoy, el proyecto continúa en su primer trámite legislativo, sin haber recibido ningún tipo de urgencia del Poder Ejecutivo”.

El senador Patricio Walker, presidente de la Comisión de Constitución y Justicia del Senado, relacionó la necesidad de legislar sobre las parejas que conviven con los resultados del Censo 2012.

El estudio reveló que dos millones 78 mil personas viven con una pareja de distinto sexo, mientras que 34.976 personas declararon convivir con una pareja del mismo sexo. “Ahí se ratifica la necesidad de legislar en esta materia. Tenemos una deuda tremenda como país. Acá no se trata, como han dicho algunos senadores de la UDI, de resolver algunos temitas previsionales, hereditarios, patrimoniales. Este es un tema mucho mayor, es un tema simbólico, de reconocimiento. La sociedad chilena le debe un reconocimiento a las parejas que conviven, a las parejas que han decidido hacer una vida en común, sean del mismo sexo o de distinto”, declaró Walker.

En tanto, la senadora Soledad Alvear ejemplificó las “dramáticas” situaciones que tienen que enfrentar las parejas que conviven hoy en día, tanto homosexuales como heterosexuales, debido a la nula regulación jurídica de su situación.

“Pensemos en lo que significa que una pareja homosexual o heterosexual haya tenido toda una vida en común y llegada la muerte de uno de ellos, a la persona no le sea permitido el acceso al hospital porque no es familiar. ¿Se imaginan el dolor, después de 30 años de vida en común, de no poder acompañarlo en sus últimos momentos?  O el dolor de una mujer que compartió con su pareja durante 40 años, muere su pareja y resulta que lamentablemente los hijos le quitan todo y ella no tiene ningún derecho de reclamar. ¿No será necesaria una ley de acuerdo de vida en pareja para regular la situación de parejas homosexuales y heterosexuales?”, expuso Alvear.

La senadora también apeló directamente al Presidente Sebastián Piñera a convencer a sus partidarios, los parlamentarios de la alianza, de votar a favor de este proyecto.

El diputado UDI Felipe Salaberry adelantó que su posición personal y la de su partido es a favor de “la posibilidad de legislar para que parejas heterosexuales o del mismo sexo puedan regularizar desde el punto de vista jurídico su relación de pareja”, siempre y cuando esto “no signifique nunca, aunque le duela a algunos, avanzar hacia un matrimonio entre personas del mismo sexo”.

El acuerdo de vida en común comenzará a votarse en sala durante la próxima semana. Sin embargo, Simonetti advierte que por lo general las leyes son sancionadas más de diez veces antes de su aprobación, por lo que aún queda un largo camino por recorrer en pos de los derechos de las personas que conviven.

Síguenos en