Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Subcontratados de remodelación del Liceo de Aplicación exigen pago de deudas por trabajos

Narayan Vila

  Miércoles 10 de abril 2013 18:46 hrs. 





Este viernes se podría destrabar el conflicto de los trabajadores subcontratados que participaron de la remodelación del Liceo de Aplicación, a quienes se les adeudan cerca de 850 millones de pesos.

Luego de una serie de protestas, incluida una manifestación realizada en el techo del establecimiento, los 32 subcontratados lograron que la municipalidad de Santiago, entidad que tiene retenidos los dineros, interceda en favor de los operadores ante el Síndico de Quiebras de la empresa Comsa Chile S.A.

La disputa de los trabajadores se inició luego que esta compañía ratificara su insolvencia financiera, declarándose en quiebra y congelando los pagos a las 32 pequeñas empresas que participaron de la remoción del Liceo de Aplicación.

Los subcontratados se dirigieron a la municipalidad de Santiago para que continuara cancelando a Comsa y ésta, a su vez, a los trabajadores. Sin embargo, esto no se produjo ya que, según afirmaron desde el municipio, debían cancelar momentáneamente el pago, producto de la quiebra de la compañía.

Jorge Moya, vocero de los trabajadores, se mostró muy molesto con la actuación de la alcaldesa Carolina Tohá, a quien acusó de mantenerse en la inacción y mentirle a los subcontratados.

En este sentido, el dirigente de los trabajadores señaló que “cuando llegó Michelle Bachelet fue a recibirla, después estuvo presente por el incendio en Dieciocho con la Alameda, pero cuando los trabajadores se van a tomar el liceo no le conviene aparecer, porque la vamos a encarar. Ella va donde está la T.V., porque es una artista de la política. Porque nos mintió a nosotros al decirnos que en 60 días iba a hacer algo, pero no hizo nada”.

Desde el municipio afirmaron que siempre han tenido la voluntad de cancelar, pero, producto de la quiebra de Comsa, no lo pueden hacer directamente a los trabajadores, razón por la cual pedirán al Síndico priorizar la cancelación de los subcontratados, quienes debieron incurrir en préstamos para pagar sueldos e imposiciones.

La municipalidad de Santiago culpó a la gestión de Pablo Zalaquett por adjudicar la licitación a Comsa S.A. y enfatizó en que “si el Síndico establece que el municipio pague en primer lugar a las empresas subcontratadas, la municipalidad de Santiago procederá de forma inmediata y sin reparos”.

Esta postura fue ratificada por los concejales reelectos de esta comuna, Ismael Calderón, Pedro García, Claudia Pascual y Loreto Schnake, quienes, mediante un comunicado público, indicaron que “si hay que buscar responsabilidades, éstas le caben, en primera instancia, a la empresa que se adjudicó la licitación, por su falta de seriedad y solvencia empresarial”.

En segundo lugar, agrega el documento, “a la administración municipal del período de Pablo Zalaquett, por su falta de rigurosidad en el control del cumplimiento de las obligaciones contractuales de dicha empresa, habida cuenta de las insistentes advertencias y solicitudes de fiscalización de parte de estos concejales”.