Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Freirina en alerta ante eventual contaminación provocada por “fosas comunes” de cerdos de Agrosuper

El Movimiento Socio Ambiental del Valle del Huasco reiteró su preocupación por la eventual contaminación de las capas subterráneas producto de la gran cantidad de fosas con cerdos muertos de la planta faenadora de Agrosuper, que fue clausurada. Los habitantes, junto al alcalde de Freirina, critican al Gobierno por su inacción frente a una inminente crisis sanitaria y medioambiental en la zona.

Narayan Vila

  Jueves 11 de abril 2013 21:26 hrs. 
freirina





Pese a que la totalidad de los cerdos de la planta faenadora de Agrosuper en Freirina fueron trasladados, los cerca de 10 mil ejemplares muertos que fueron enterrados en cárcavas mantienen en alerta a los habitantes del Valle del Huasco.

El movimiento socio ambiental de esta localidad acusa que los porcinos están en verdaderas “fosas comunes”, las cuales no cuentan con muros o recubrimientos de aislación entre los animales y el terreno.

Esto, según Andrea Cisternas, vocera del Movimiento Socio Ambiental del Valle del Huasco, representan un serio peligro sanitario y medioambiental, ya que gran parte de las instalaciones de la clausurada planta faenadora de Agrosuper están ubicadas sobre la napa “El Chorro”, que es la que abastece de agua potable a Freirina.

“Para los habitantes, la gran preocupación es la contaminación de nuestras capas subterráneas. No hay ningún estudio que verifique la calidad del agua ni del terreno donde están las instalaciones de Agrosuper en este momento, por lo tanto para nosotros el riesgo es tremendo. Hacemos esta denuncia responsablemente, ya que comprobamos el abandono de deberes de las autoridades de la región de Atacama”, planteó.

Los vecinos acusan, además, que los pabellones de la planta no han sido limpiados ni higienizados, permaneciendo aún con purines y gran cantidad de vectores, especialmente moscas y ratones.

Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, explicó que el proceso de descomposición de animales produce ácidos y sustancias químicas que, de infiltrarse en las napas subterráneas, pueden contaminar el agua, el suelo y derivar en el cultivo de vegetales para el consumo humano.

Situación que se agravaría si se considera que estos ejemplares porcinos son de producción industrial, lo que significa que tienen incorporados mayores índices de sustancias químicas, debido a la alimentación especial, denominada balanceada, que recibieron.

“Si no hay un adecuado manejo, como acá se denuncia”, señaló Cuenca, “existe un alto riesgo de contaminación desde el punto de vista sanitario y medioambiental”.

“El consumir agua con algún tipo de contaminación química u orgánica puede derivar en algún tipo de intoxicación o de transmisión de algunas enfermedades. Sin duda representa un potencial riesgo para la salud de la población de manera primaria que puede derivar en otros tipos de efectos al medio ambiente y la salud”, explicó.

El alcalde de Freirina, César Orellana, indicó que las distintas entidades gubernamentales, a nivel central y regional, no han escuchado a los habitantes del Valle del Huasco.

“A nivel regional nosotros ya agotamos todas las instancias y no hemos tenido respuesta. Parece que a este Gobierno le gusta que la comunidad empiece expresiones de otro tipo. La comunidad lo único que quiere hacer es tratar de solucionar un problema que no lo origina el Municipio sino que una empresa que desde que llegó a la comuna ha causado problemas”, manifestó.

El seremi de Medio Ambiente de la Región de Atacama, Pedro Lagos, afirmó que “las fosas fueron certificadas por el Servicio Agrícola y Ganadero” y que “todo los relacionado con retiros y mortalidad, incluso limpieza de pabellones está siendo monitoreado por este organismo”.

Por esta razón llamó “a la calma a la población” ya que, a su juicio, no hay ninguna contingencia medioambiental.