Diario y Radio U Chile

Año XI, 24 de agosto de 2019

Escritorio

Comisión de Evaluación ambiental sepulta instalación de termoeléctrica Pirquenes

Virtualmente rechazada quedó la termoeléctrica Pirquenes, que el grupo SWB de los empresarios Paul Fontaine y Rodrigo Danús, querían instalar en la Provincia de Arauco. Las autoridades regionales tomaron una nueva decisión en este caso, esta vez, con antecedentes técnicos a mano, la que sumada a “razones externas” daría por sepultada cualquier proyección.

Héctor Areyuna

  Lunes 29 de abril 2013 22:50 hrs. 
CENTRAL PIRQUENES

La Comisión de Evaluación Ambiental rechazó la declaración ambiental presentada para instalar la central termoeléctrica Pirquenes entre las localidades de Laraquete y Carampangue.

La votación final fue de 8 contra 4 votos y también concluyó exigiendo la presentación de un estudio de impacto ambiental; todo esto luego de que la Corte Suprema revirtiera aprobaciones anteriores al mismo proyecto y decretara repetir la votación.

En diciembre pasado, el máximo tribunal estimó que la Comisión tomó una decisión sin tener un pleno conocimiento del proyecto, por lo que se encargaron estudios particulares con los que se encontraron serias deficiencias en la declaración de la empresa South World Business.

El diputado por la zona, Manuel Monsalve (PS), explicó cuáles fueron los principales vicios de la aprobación que, para tranquilidad de las comunidades en oposición al proyecto, se rectificaron.

“Tuvo que pasar una segunda votación, tuvimos que apelar a la Corte de Apelaciones y a la Corte Suprema para que la Seremi viniera a votar, pero finalmente se ha hecho justicia y yo creo que es muy importante, ni la gente ni la prensa alcanza a dimensionar lo importante que es para la gente de Laraquete, un pueblo totalmente vulnerable en una de las provincias más postergadas de Chile, que se esté haciendo justicia a favor de los ciudadanos”, graficó.

El dirigente de la organización Laraquete Sustentable, Rodrigo Mellado, valoró la decisión que se tomó en la Intendencia del Biobío, luego de tres años de lucha y varios procesos en las autoridades.

Mellado explicó además que esta decisión se toma por los motivos expuestos por la sociedad civil desde que se dio a conocer el proyecto: falta de estudios sobre extracción de aguas subterráneas, contaminación con pentaclorofenol y la falta de una declaración sobre rieles de evacuación.

Agregó que la declaración logró avanzar gracias al lobby empresarial, pese a ser “muy mala y superficial”; pero ahora, por razones externas el proyecto quedaría virtualmente suspendido para siempre.

“Se quería aprobar esta central termoeléctrica sin tener idea qué efecto iba a tener sobre la salud de las personas ni sobre los recursos naturales, específicamente sobre las napas subterráneas, ni sobre el paisaje de la zona, y cualquier proyecto de esas características tiene que tener un estudio de impacto ambiental”, explicó.

Además de esto, existe un trámite en curso que cambiaría el plano regulador comunal de Arauco, que inhabilitaría el sextor pretendido por South World Business para la instalación de la termoeléctrica Pirquenes.