Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de mayo de 2022

Escritorio

“Huelga Electoral”: El nuevo paso hacia una Asamblea Constituyente

Este proyecto, que en la actualidad se encuentra en plena formación, busca promover la abstención en las elecciones para dejar de manifiesto la poca legitimidad del sistema político y la necesidad de instaurar una Asamblea Constituyente.

Paula Correa

  Martes 30 de abril 2013 18:14 hrs. 
no votar

Una nueva iniciativa se está formando al calor de los movimientos sociales. Se trata de la “Huelga Electoral”, donde, con un llamado a la abstención en las elecciones, se busca evidenciar la poca legitimidad del sistema político y llegar a consolidar una Asamblea Constituyente, en un debate que, de a poco y pese a las resistencias, se ha instalado en el discurso de distintos actores e incluso en la agenda de los precandidatos presidenciales.

Este proyecto está en pleno proceso de formación después de que en las elecciones municipales de octubre se registrara un 60 por ciento de abstención bajo el sistema de inscripción automática y voto voluntario.

Según indicó el historiador de la Universidad de Chile, Sergio Grez, se trata de tomar esa abstención espontánea y darle dirección, es decir, llamar a los ciudadanos a manifestar su descontento con esta clase política. En esta línea, Grez, añadió que la actual estructura no está respondiendo a las necesidades de la sociedad chilena, por lo que es necesario generar un cambio.

“El sistema político actual no tiene más horizonte que su perpetuación, del mismo modo como el objetivo político de este sistema es la mantención del modelo económico y social neoliberal impuesto por la dictadura. Constatamos también que todos los llamados que se hacen a la ciudadanía para que esta realice los cambios que exigen los ciudadanos y ciudadanas, en el sentido de una profunda democratización, son llamados demagógicos”, dijo el académico de nuestra casa de estudios.

La iniciativa está formada por un grupo de personas sin militancia política como el mismo Grez, el ecologista, Luis Mariano Rendón, la ex vocera de la ACES, Eloísa González, entre otros. Según ellos debe quedar de manifiesto la falta de legitimidad del sistema para avanzar hacia una Asamblea Constituyente.

Esto cuando el tema ha ido apareciendo de a poco en la agenda política nacional, a través de campañas presidenciales que vienen de la ciudadanía, incluso la ex presidenta Michelle Bachelet se abrió a revisar la opción. Un proceso que para el pre-candidato  por el Movimiento por una Asamblea Constituyente, Gustavo Ruz, es natural en un contexto de surgimiento de movimientos sociales y en pleno año electoral.

En esa línea, el aspirante a La Moneda señaló que “la CUT acordó Asamblea Constituyente, también la ANEF, el Colegio de Profesores, la Confech, las federaciones campesinas, los mapuches. Todos han planteado Asamblea Constituyente, es natural que en algún momento los que trataron de taparnos con el silencio, fracasaron y hoy no pueden ocultarlo. Se suman señores de manera oportunista, pero a la larga creo que es bueno que la gente se vaya sumando, hasta formar una mayoría del 70 u 80 por ciento de chilenos que queremos cambiar la Constitución”.

Medidas como la Asamblea Constituyente, van acompañadas con otras como la Cuarta Urna. El ex candidato a la presidencia por la coalición de izquierda, Jorge Arrate, afirmó que esta opción se puede plantear perfectamente para la próxima elección de noviembre, y que en la urna se vote sí quiere o uno una nueva constitución. Además, instó a la ciudadanía a acercarse a los candidatos y pedirles que expresen claramente su postura sobre la Cuarta Urna.

Estas ideas han despertado reticencias en los sectores políticos más conservadores, incluso desde la misma Concertación. El senador DC, Patricio Walker ha expresado que son “inviables e inconvenientes” y el senador socialista, Camilo Escalona, afirmó  hace unos días que una Asamblea Constituyente es un “camino de quiebre institucional”.

Por su parte, como nuevo candidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira, también fustigó esta vía y añadió que “los grupos radicales”  quieren “engañar a la mayorías”. El ex alcalde de Santiago y militante de la UDI, Pablo Zalaquett, hizo una autocrítica, pero se cuadró con la postura del precandidato y llamó a la ciudadanía a no dejarse distraer.

En esa perspectiva, Zalaquett dijo que “sí es cierto que hay mucho por hacer, sí es cierto que hay muchas personas que están por fuera del círculo del desarrollo o de las oportunidades, porque aunque tienen educación de mala calidad, aunque tienen casas, viven en lugares complejos, donde la droga, el alcohol, las pandillas y la inseguridad, son el pan de cada día. Obviamente esas personas se dejan llevar por frases fáciles, ellos reclaman por mayor calidad de la educación, toda la razón, reclaman por mayor dignidad, mayor respeto, toda la razón, pero ahora veamos cómo se hace más eficiente”.

Sin embargo, la validez de esta representatividad sigue siendo cuestionada por la ciudadanía la que, mes a mes, otorga un escaso respaldo a los principales conglomerados en las encuestas. Por eso, desde movimientos como la Izquierda Unida, hicieron una llamado a los electores a votar por candidatos que estén fuera del duopolio.

Así, el presidente de la Izquierda Unida, Salvador Muñoz,  indicó que “dentro de la actual institucionalidad hay varios mecanismos para su reproducción. Uno es el sistema político, otro el Parlamento y en ese sentido las actuales elecciones se juega algo muy importante, puesto que estamos ante la oportunidad de poder perforar este monopolio de la representación política que tiene hoy el duopolio, y por otro lado podemos también instalar temas, darle una vocería a este movimiento social”.

De esta forma, siguen surgiendo movimientos políticos alternativos como este cuando la crítica y el desencanto de la vieja política y sus formas se extienden. Todo esto cuando,  incluso, los nuevos mecanismos de participación ciudadana recientemente aprobados, como la instalación de primarias, están en entredicho con el enfrentamiento que se vive en estos días en el oficialismo y los cupos que están negociando los distintos partidos políticos.

Al respecto, Manuel Aris, integrante de la Fundación Ciudadano Inteligente,  indicó que es paradójico que el Gobierno impulse una ley de primarias, que se apruebe, y que sus partidos cuestionen si van a adscribir o no a este mecanismo. Sin embargo, indicó que será la misma ciudadanía a que les pase la cuenta.

El asunto es que, para dejar constancia de ello “se requiere una fuerte participación”, afirmó ya que “sólo así se puede avanzar  hacia donde se quiere avanzar”, postura con la que, el especialista, se distanció de cualquier tipo de llamado a la abstención. En ese sentido recordó que, hace un tiempo advirtieron que, conforme a lo que indica la evidencia internacional, bajo el mecanismo de inscripción automática y el voto voluntario, la participación se reduce, por lo que, o los políticos y sus campañas se reformulan, o es probable que la falta de legitimidad del sistema político se siga acentuando.