Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

EE.UU: Tres mujeres desaparecidas durante una década escapan de sus captores

RFI

  Martes 7 de mayo 2013 14:26 hrs. 
Radio-Uchile


Para Amanda Berry, la pesadilla terminó cuando logró sacar sus brazos por un hueco de la puerta principal y pedir ayuda a un vecino. La última vez que había dado un paso en libertad, tenía 16 años. Desde entonces había pasado una década.

Sus súplicas llegaron a oídos de un vecino. “Escuché gritos… y vi a esa chica tratando como loca de salir de la casa”, dijo Charles Ramsey a la cadena ABC. “Fui hasta el porche y me dijo: ayúdame a salir afuera. He estado aquí mucho tiempo”.

El vecino cuenta que rompió la puerta por abajo y la joven salió a rastras “llevando a una pequeña niña”. Entonces, Berry corrió a una casa vecina para llamar a la policía, suplicando que vinieran tan pronto como pudieran, “antes de que él vuelva”.

“Soy Amanda Berry. Fui secuestrada. He estado desaparecida durante 10 años. Estoy libre, estoy aquí ahora”, dijo Berry, según la grabación de su acelerada llamada al 911.

Amanda Berry identificó a su captor como Ariel Castro. Al llegar al lugar, la policía descubrió a otras dos mujeres, Gina DeJesus y Michelle Knight. “Todas parecen estar en buena salud”, señaló la policía de Cleveland.

La policía anunció la detención de tres hombres de origen latinoamericano de unos cincuenta años.

El FBI dio detalles sobre la desaparición de las jóvenes. Berry desapareció en abril del 2003, cuando tenía 16 años, después de salir de su trabajo. Su madre, Louwanna Miller, habría fallecido de ataque al corazón en marzo de 2006, según informaciones de la prensa.

Por su parte, Gina DeJesus tenía 14 años en 2004 cuando fue dada por desaparecida tras dejar su escuela.

En cuento a Knight, que tenía 21 años cuando desapareció, fue vista por última vez en la casa de una prima el 23 de agosto de 2002, apuntó el diario Cleveland Plain Dealer.

Las mujeres fueron encontradas cerca de donde vivían, y los vecinos se muestran sorprendidos de no haber notado nada extraño.

“Esto es nuestro propio patio trasero”, relató a la prensa local. “Estas chicas estaban encerradas en nuestro patio trasero”, relató Charliez Czorb, otra vecina.

Ariel Castro fue descrito por sus vecinos como un amigable conductor de autobús y músico y que dejaban que sus hijas fueran a menudo a jugar con sus nietos.

La policía de Cleveland anunció que dará este martes una conferencia de prensa para brindar más detalles.