Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 23 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Funcionarios de la Salud denuncian superficialidad en bono por atención en sistema público

El Ministerio de Salud busca modificar la mala percepción ciudadana sobre el sistema público mediante un bono, el que promueve el buen trato de los funcionarios hacia los pacientes y familiares que acuden a hospitales y consultorios. Los funcionarios de la salud consideran “superficial” la mirada del Gobierno, porque no se resuelven los problemas de infraestructura, y la escasez de especialistas y medicamentos.

Helmuth Huerta

  Lunes 20 de mayo 2013 22:57 hrs. 
salud


“Superficial” es el adjetivo que más se repite entre organizaciones de funcionarios de la salud, al catalogar la estrategia con la que el Gobierno de Sebstián Piñera busca mejorar la percepción ciudadana sobre el sistema público de salud.

El análisis de Gobierno es que esta percepción se debe no a la calidad de la atención médica, sino al trato de los funcionarios, a la espera de horas de consulta, o bien por problemas de limpieza y uso estos espacios, utilizados para dormir o la presencia de perros vagos.

El Ejecutivo presentó medidas de gratificación para este tema. Los funcionarios de la salud que sean bien evaluados por los usuarios del sistema recibirán un Bono de Reconocimiento al Trato al Usuario.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, explicó que este proceso comenzará en julio, y apuntó que “se hará el primer instrumento, computarlo y pagar por el resultado. Esto está sujeto a una evaluación que divide al personal en cuatro tramos según su ingreso, viendo el comportamiento que evaluará la ciudadanía”.

Evaluación positiva que no va a llegar, según la presidenta de la Federación Nacional de Trabajadores Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS), Gabriela Farías, porque según ella la percepción negativa se debe a la escasez de especialistas, medicamentos e infraestructura, no al trato de los funcionarios.

Por eso, desde Fenpruss consideran que “es superficial verlo así, ya que las personas que están en la primera atención, dan la cara por muchos problemas de gente que no se ve, y eso no se resolverá por un bono. Si el Gobierno no asegura que el sistema funcionará bien, no podemos asegurar que la medición sea confiable”.

Confiabilidad que, según dicen, no sólo depende del trato de los funcionarios, pues deberían incorporarse otras variables. Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (CONFUSAM), aprueba el Bono de Reconocimiento al Trato al Usuario, pero advirtió que los funcionarios están con una sobrecarga de trabajo.

“Cuando uno tiene que atender a 15 o 20 pacientes por hora, las posibilidades de una atención acorde no están dadas. Eso está fijado por la cantidad de médicos y especialistas, que muchas veces no están en condiciones óptimas”, recalcó Maturana.

A su vez, el diputado del PPD y ex presidente del Colegio Médico, Enrique Accorsi, también juzgó de “superficial” el interés del Gobierno de mejorar la percepción de la calidad de la salud pública, y no la calidad misma.

“No porque yo doy un bono, la persona que está saturada va a cambiar su actitud. Aquí hace falta recursos y personal suficiente, turnos acotados que no sobrecarguen al personal”, destacó el parlamentario.

La evaluación sobre el trato de los funcionarios comienza a aplicarse desde el 1 de julio y los primeros bonos se entregarán en noviembre. En los próximos días se dará a conocer el cuestionario que la ciudadanía responderá sobre el trato de los funcionarios. Con esta medida, el Gobierno busca mejorar la percepción pública sobre hospitales públicos y consultorios, que figuran –junto a COMPIN y Gendarmería- entre los organismos peor evaluados entre los 340 que componen al Gobierno.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.