Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de noviembre de 2022

Escritorio

Analistas apuntan “predecible” desaceleración de China y advierten coletazos a economía local

Los índices de desaceleración en China encienden las alarmas en el mercado local, al ser el gigante asiático el principal comprador de cobre. Los analistas destacan que esta es una situación predecible, que traerá consecuencias en el crecimiento del país.

Juan San Cristóbal

  Viernes 24 de mayo 2013 17:52 hrs. 
china

Compartir en

El índice de producción manufacturera en China bajó a 49,6 puntos, bajando de la barrera de 50 puntos y evidenciando así un proceso de desaceleración, alertado esta semana con la caída de un 7,32% del Nikkei, su principal indicador bursátil.

Esta situación generó reacciones de alarma en todo el mundo, los primeros síntomas en los últimos siete meses, algo que se vislumbró con la baja del PIB durante el primer trimestre. Este movimiento generó un efecto dominó con caídas registradas en las bolsas más importantes del mundo.

En Chile, esto incide por la dependencia del gigante asiático, el principal comprador de cobre, lo que perjudicaría los ingresos fiscales por la venta del metal rojo. Cabe destacar que las proyecciones de venta para 2013 son las más bajas en los últimos diez años.

Para Víctor Salas, economista de la Universidad de Santiago, este movimiento evidencia un proceso de desaceleración que disminuirá las expectativas de crecimiento en China.

“Nos va a afectar internamente nuestra economía, profundizará la desaceleración que observamos el primer trimestre, con un crecimiento del PIB de 4,1. Esto nos acerca a una tasa de crecimiento por debajo del 5%, eran expectativas mucho más positivas las que teníamos”, declaró.

Para el economista Hernán Frigolet, estos factores son una situación esperable, omitida ante el exitismo por China en contraste con la crisis del hemisferio norte: “Está sobremedida, porque los dos principales mercados mundiales están con problemas, era difícil que el crecimiento chino mantuviera sus tasas, sobre todo con sus exportaciones frenadas. En materia energética hay revisiones que desaceleran el crecimiento, todos factores predecibles, lo que pasa es que no lo quisimos ver en su momento”.

Desde octubre de 2012 que China registraba una expansión sostenida en su producción manufacturera, proceso interrumpido este último trimestre. La caída del Nikkei es sólo comparable a las consecuencias bursátiles por el desastre de Fukushima en 2011.

 

 

 

 

Síguenos en