Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio

Suman observaciones a reforma de educación técnico-profesional

Esta semana se conoció la entrega de un informe del ministerio de Educación, donde se propone, a la Comisión Nacional del ramo, un grupo de reformas a la enseñanza técnico profesional. Los cambios apuntan a modificar las especialidades, pero los analistas subrayan que es necesario optimizar este sistema que otorga títulos técnicos a estudiantes.

Juan San Cristóbal

  Lunes 27 de mayo 2013 17:31 hrs. 
Tecnica

Más de 204 mil alumnos de tercer y cuarto medio estudian una carrera técnico profesional, divididos en 14 áreas con 44 especialidades, lo que permite a los estudiantes obtener un título y aspirar a un trabajo al terminar la enseñanza media.

Este año, el Mineduc entregó un modelo de reforma al Consejo Nacional de Educación, boceto que propone efectuar algunos cambios o la fusión y cierre de algunas carreras, como secretariado, además de sumar horas de inglés u otras competencias.

Las carreras más tradicionales como ventas o secretariado han caído en su matrícula, dando espacio al desarrollo de carreras relacionadas con la computación y agricultura. La intención de la reforma curricular es favorecer el empleo por sobre la continuación de estudios superiores.

Rodrigo Cornejo, investigador del Observatorio de Políticas Educativas de la Universidad de Chile, indicó que existen falencias en la preparación académica, sin presencia estatal en la oferta de institutos profesionales o centros de formación técnica.

El investigador indicó que “un tema pendiente del área técnico-profesional es articular la enseñanza escolar con el sistema técnico superior. Somos uno de los pocos países sin centros de formación técnica o institutos estatales. Entonces es necesario saber qué aspectos potenciar para que los estudiantes pasen al mundo del trabajo, o al mundo de la educación superior”.

La Sociedad Nacional de Agricultura cuenta con una veintena de colegios a través de SNA Educa. Marta Estruch, directora académica, apuntó que es necesario un mayor apoyo de Gobierno para este grupo de estudiantes, casi la mitad de la matrícula de 3° y 4° medio.

“La educación técnica está enfocada a una formación general, también lograr empleabilidad y competencias para emprender. Debiéramos enfocarnos a esos tres aspectos, además de un apoyo en políticas de Gobierno para la formación técnica, un 47% de la matrícula, ya que no hay un tratamiento acorde al porcentaje de estudiantes que están bajo este mecanismo”, dijo.

Desde los secundarios, potenciar el área técnico-profesional ha sido parte de los petitorios de su movilización, quienes exigen recursos e infraestructura, ya que hoy el modelo está incompleto ante la falta de recursos en los municipios, tal como apunta Isabel Salgado, vocera de la ACES, quien apuntó que “falta una instancia donde los compañeros salgan del colegio y puedan ejercer su carrera, es necesaria infraestructura para capacitarse, que se tome el peso al financiamiento. Como son municipales, es necesario que se ‘desmunicipalice’ y que el Estado sea garante de ellos”.

Son cerca de mil establecimientos bajo este sistema en el país. En paralelo, cifras apuntan a 600 mil técnicos necesarios en el mercado local, una demanda creciente tanto de las empresas como desde los estudiantes, apurando al Ejecutivo por una amplia renovación.