Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores contratistas de Aguas Andinas votan huelga

Paula Correa

  Miércoles 29 de mayo 2013 19:05 hrs. 
Radio-Uchile



Los trabajadores de la empresa ANAM, contratista de Essal y Aguas Andinas, encargada del servicio en el análisis y muestreo de la calidad de agua potable y el control de los afluentes de las aguas servidas, votaron una la huelga legal, después de 45 días de negociación, sin llegar a un acuerdo satisfactorio.

El presidente del gremio, Cristián Cruz, explicó las principales demandas de los trabajadores: “Primero tiene que ver con el aumento del sueldo base, que desde 2002, cuando surge esta empresa Análisis Ambientales, filial de Aguas Andinas no fue reajustado de manera significativa hasta el 2013. Por otra parte en 2006 cuando no teníamos sindicato, la empresa de manera arbitraria convoca a un grupo de trabajadores y nos extiende la jornada laboral en 45 minutos diarios. Esa reivindicación, sumada al aumento del sueldo base es lo que estamos luchando en la actualidad”.

Además, están pidiendo aumentar los bonos de fin de semana, que no se restrinjan sus vacaciones, e incluir algunos seguros de vida para quienes trabajan en las rutas.

Los trabajadores que pensaban hacer efectiva la movilización este jueves 30 de mayo, sin embargo este miércoles el empleador solicitó los buenos oficios, por lo que comenzaría el martes 4 de junio.
Recordemos que los trabajadores que controlan la calidad del agua, por lo que tienen un rol fundamental.

En este sentido, el dirigente explicó que “nuestra empresa es indispensable para los seis millones de consumidores de agua potable a nivel país, porque si tomamos en cuenta el ciclo del agua, tenemos la captación del agua cruda de los afluentes naturales, como el río Maipo y el río Mapocho. Nosotros le hacemos análisis, controlando la calidad del agua que estamos tomando, luego en la producción de agua potable también hacemos analítica indispensable para el consumo humano, para ver la calidad y la eficiencia con la que nosotros estamos tomando el agua de forma natural”.

Al momento de la distribución, los trabajadores se cercioran que el agua cumpla con la norma 409, indispensable para que no se generen anomalías que no dañen la salud de la población, afirmó Ruz quien añadió que el tema es particularmente sensible en medio del debate por la nacionalización del elemento.

En ese sentido afirmaron que están conscientes de la importancia de su trabajo, sin embargo, se ven en la obligación de iniciar huelga legal cuando al empresa genera más de tres millones de utilidades y sólo distribuye entre sus trabajadores un 0,5 por ciento de ese monto.

Ante esto señalan que la Superintendencia de Servicios Sanitarios deberá verificar por otros medios la calidad del agua y sus análisis físico-químicos, que en muchos casos, requiere informes y evaluaciones diarias en la materia.