Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Expertos apuntan la necesidad de mejorar transparencia de la función parlamentaria

La Comisión Bicameral pro Transparencia avanza en la elaboración de una propuesta para mejorar el funcionamiento del Congreso en esta materia. Entre las propuestas ya avanzadas destaca la prohibición de contratar parientes y la regulación en el uso de asignaciones parlamentarias e inhabilidades.

Paula Correa

  Lunes 3 de junio 2013 19:06 hrs. 
transparencia

Este miércoles se reunirá la comisión, lo que podría culminar una propuesta que se viene preparando hace casi un año. Recordemos que la comisión fue creada el 2012 después de la polémica por el aumento en las asignaciones de la cámara alta y fue integrada por senadores y diputados para mejorar los niveles de transparencia en el Congreso, como una forma de hacer frente al descrédito ciudadano.

El senador UDI Hernán Larraín, presidente de la Comisión de Ética del Senado e integrante este grupo, anunció que propondrán prohibir de forma definitiva las contrataciones de parientes como asesores, entre otras medidas que tienen que ver con el acceso de los chilenos a la información respecto de lo que ocurra en el Parlamento.

En este sentido, el parlamentario gremialista explicó que “estamos trabajando en homologar criterios de las Comisiones de Ética de ambas ramas del congreso, que tienen en estas materias, a veces, criterios distintos, como por ejemplo en la contratación de parientes. También estamos preocupados en lo que dice relación con el tema de las páginas web y la forma de informar sobre el trabajo y actividades de los parlamentarios, y de otras materias en donde creemos que es conveniente tener criterios únicos para no ser percibidos de manera distinta desde la perspectiva externa”.

Los conflictos de interés y las inhabilidades ha sido un tema relevante en la discusión, afirmó el senador, incluso para los parlamentarios ha sido complejo saber cómo moverse, por lo que se busca generar condiciones para todo sea claro.

Además reconoció que existe mucho descrédito, pero sostuvo que el tema de asignaciones parlamentarias lo han resuelto “muy bien”, ya que hoy hay un organismo que revisa y define cómo gastar y después de eso, existe un comité de auditoría externo al Congreso que fiscaliza y aprueba o no las rendiciones de cuentas.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Ética de la Cámara, el DC, Patricio Vallespín, afirmó que están estandarizando e imitando las buenas prácticas que tiene cada rama legislativa, pero que aún falta mucho por trabajar. Sobre esto se refirió el abogado de la Fundación Pro Acceso, Rodrigo Mora, quien apuntó a brecha en transparencia que existe entre el Parlamento y otras instituciones públicas.

Por esto, el integrante de la Fundación que estudia el nivel de participación ciudadana señaló que “es interesante lo que pasa en el Parlamento, porque respecto de la regulación que hay en la administración del Estado es muy exigente, por ejemplo, existe el Consejo para la Transparencia, hay normas muy detalladas. Creo que el Congreso ha pecado en estos últimos cinco años de ciertos déficit, y creo que con esta Mesa Bicameral se constituye un esfuerzo para poder restaurar el déficit”.

Manuel Aris, de la Fundación Ciudadano Inteligente afirmó que esto debe complementarse con cambios en la legislación, acelerando la tramitación leyes relevantes como la ley que regula el lobby, la que apoya el Consejo para la Transparencia, la Ley de Probidad Pública, la Ley Orgánica Constitucional del Congreso para eliminar la reserva en sesiones de comisión, que atenta contra la legitimidad del Congreso, o una ley que transparente el financiamiento de la política, ente otras.

Con todo esto se busca, elaborar una agenda que permita a los senadores y diputados avanzar en estos temas y contar de aquí a marzo del próximo año, cuando se elija una nueva legislatura, con la mayor claridad sobre la función parlamentaria.