Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Perú y Chile refuerzan señales de unidad previo al fallo de la Corte Internacional de La Haya

Sebastián Piñera no sólo se refirió a Bolivia en su visita a Estados Unidos. También mencionó a otro vecino: Perú, quien declaró que “las "relaciones son excelentes y se basan en el respeto de todos los tratados internacionales", una señal que se reitera cuando se acerca el fallo del Corte de La Haya. El analista Gilberto Aranda, de nuestra Casa de Estudios, destacó la labor política de ambos gobiernos al construir un clima de confianza entre los Estados, reconociendo una variedad de temas convergentes, donde destaca una estrategia económica marcada en las recientes reuniones.

Héctor Areyuna S.

  Lunes 3 de junio 2013 9:57 hrs. 
639x360_1336231561_Plenario Corte La Haya-cortesia CIJ


Hoy lunes, el Mandatario peruano, Ollanta Humala, se reunirá con los líderes de varios de los partidos políticos de ese país, ocasión en que se les informará el estado actual del diferendo marítimo que se resuelve en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Este transversal gesto de apoyo por parte de las colectividades, viene también por parte de ex presidentes de ese país, como Alan García y Alejandro Toledo, otros líderes y ex funcionarios.

Esto ha sido precedido por importantes encuentros entre ministros y Jefes de Estado, de los cuales se ha desprendido una importante agenda de cooperación que apunta al período que sucederá al fallo de la Corte Internacional. Un ejemplo es la delegación de ocho ministros peruanos que se reunió la semana pasada en Santiago con Piñera en el primer Consejo de Integración Social Chile-Perú. En la misma línea se reunirían los subsecretarios del Interior en Arica, antes del 15 de junio, probablemente el 12, como una nueva señal de distensión.

Todo esto fue analizado por el académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, quien dijo que las señales de unidad que se ven en el panorama político peruano, en Chile también se han mostrado.

“Un actuar unitario de apoyo y respaldo al gobierno en todo lo que pueda significar durante la emisión del fallo es un rasgo de unidad interna, además de señales respecto de fortalecer la confianza en el respeto de ambos gobiernos al dictamen, sea cual fuera”, indicó.

Justamente el respeto por cualquiera de los desenlaces del litigio, es la base que ha permitido construido el clima de confianza por parte de los Gobiernos.

A esto contribuyó, según Aranda, la política de “cuerdas separadas” que se ha notado últimamente en la gestión exterior del Gobierno chileno: “Ha sido una política exterior acorde con la tradición chilena, imaginativa por cuerdas separadas, que los temas no se agotan en el diferendo del límite marítimo, sino que hay otros ámbitos como económico, social, inmigración y comercio. Entonces Chile está por favorecer los múltiples vínculos que mantiene con el Perú”.

El académico agregó que pese a esta gran variedad de temas en que Chile y Perú tienen en común, existe una convergencia estratégica económica entre ambos países, y que “hay un entendimiento económico respecto de estrategia de proyección a otros escenarios, como el eje Asia-Pacífico, un factor de generar entendimiento. Se han diversificado diversas propuestas de desarrollo, y Perú-Chile están convergiendo hacia una estrategia común de cara al Pacífico”.

Aranda destacó el escenario que se ha dado “en un clima de construcción de confianza” por parte de las administraciones de Ollanta Humala y Sebastián Piñera, lo que podría verse fortalecido por nuevas reuniones de trabajo entre ministros y subsecretarios que se concretarán este mes.