Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Universitarios incrementan y radicalizan sus movilizaciones

Al menos 24 planteles universitarios se encuentran en paro, toma o jornadas reflexivas. Durante la próxima semana se podrían sumar nuevas universidades y otras tantas impulsarían “paros totales” con el objetivo de asegurar la masividad de las marchas agendadas para el 13 de junio. Los estudiantes advirtieron que las movilizaciones se incrementarán en número y radicalizarán en la forma. En tanto, la Ministra Carolina Schmidt reiteró que “las tomas y los paros son dañinos para la educación”.

Narayan Vila

  Jueves 6 de junio 2013 20:08 hrs. 
MARCHA UNIVERSITARIOS



Entre las regiones de Arica y Parinacota y hasta Magallanes hay 24 universidades movilizadas, con distintas facultades en toma, paro o jornadas reflexivas.

Con esto, se comienza a cristalizar la advertencia realizada por los dirigentes estudiantiles luego del discurso del 21 de mayo, donde amenazaron con la radicalización del movimiento social por la educación.

La ministra de Educación, Carolina Schmidt, criticó en duros términos, la postura adoptada por los estudiantes, afirmando que “no hay nada más dañino para la educación, que los paros y las tomas”.

“Eso solo garantiza que no se puedan hacer clases, vivimos esa realidad el 2006 y el 201. Todos queremos una mejor educación para nuestro país, todos necesitamos colaborar en eso. Los paros y las tomas perjudican a la educación en Chile, particularmente a la educación pública. Necesitamos colaborar, construir, avanzar, y los paros no son el camino”, manifestó la ministra.

Pero para Andrés Fielbaum, presidente de la FECH, estas declaraciones responden a que “es evidente que a este gobierno siempre le han incomodado las movilizaciones. La forma de mejorar la educación pública es con reforma que justamente apuntan a su fortalecimiento, que es todo lo contrario a lo que ha hecho este gobierno. Y la única forma de trasformar esa voluntad es con nuestras movilizaciones”.

En Santiago, hay nueves planteles, privados y estatales, que están movilizados. Una de ellas es la Universidad de Chile, la que, luego de ratificar la toma de la Casa Central, deberá votar, entre jueves y viernes, un “paro total” para la próxima semana.

“Sin lugar a dudas, la próxima semana la mayor parte de la Universidad de Chile va a estar en paro, entendiendo la importancia de estar movilizados en este momento político, entre el 21 de mayo y las primarias”, adelantó Fielbaum.

Una casa de estudios que se podría sumar al proceso de “radicalización de las protestas” es la Universidad Católica.

Así lo señaló el presidente de su federación, Diego Vela, quien indicó que el próximo martes, cuando se realice el pleno, se definirá la adhesión de este plantel al paro nacional convocado para el jueves 13 de junio.

“Es de esperar que estemos con toda esta fuerza que hemos demostrado durante todos estos años de movilizarnos. Son varias las facultades que han manifestado su voluntad de irse a paro y también se están haciendo muchos espacios de discusión de las problemáticas sociales que estamos teniendo, sobre todo en la falta de democracia interna que tenemos en las universidades a nivel nacional”, precisó Vela.

En regiones, también hubo respuesta a las palabras de la ministra de Educación. Javier Miranda, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, afirmó que “la movilización es la única manera de reposicionar las demandas”.

Los universitarios anunciaron un segundo semestre “cargado de movilizaciones”, por lo mismo, quieren golpear la mesa durante junio y apuestan, también, por la protesta nacional agendada para el 26 de junio, la que contará con la adhesión, entre otros, de los empleados portuarios y la Confederación de Trabajadores del Cobre.

Así lo indicó Ken Rivera, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de La Serena, quien emplazó a la ministra Carolina Schmidt a referirse a las demandas de los estudiantes.

“Llamamos al pueblo de Chile a que salga a las calles y que empiecen las jornadas de movilización en conjunto con los trabajadores, con los sectores productivos, aprontándonos a lo que va a ser el día 26 de junio, para poder lograr los objetivos que nos hemos planteado este año y desde el 2006”, agregó.

A nivel secundario, hasta este jueves, se contabilizaban 24 establecimientos en toma, paro indefinido, o jornadas reflexivas.

Además, varios emblemáticos de Santiago, como los liceos de Aplicación y Barros Borgoño, estarían “a días” de ser ocupados por sus alumnos.