Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Nombramiento de nuevos ministros de Cultura y Desarrollo Social despierta primeras críticas

Roberto Ampuero fue nombrado como el nuevo ministro de la cartera de Cultura y Bruno Baranda en Desarrollo Social, esto luego de que Cruz-Coke y Lavín emigrarán del gobierno para formar parte de las campañas presidenciales de la Alianza. El mundo académico ha planteado los primeros cuestionamientos a la decisión.

Paula Campos

  Viernes 7 de junio 2013 17:39 hrs. 





El ministro del interior, Andrés Chadwick realizó el anunció de quienes asumirán en las carteras de desarrollo social y cultura: el escritor y catedrático, hasta hoy embajador de Chile en México, Roberto Ampuero será el reemplazante de Cruz-Coke, mientras que en Desarrollo Social arriba Bruno Baranda, ex subsecretario de trabajo.

Esto en paralelo al agradecimiento del gobierno a los ex ministros Luciano Cruz-Coke y Joaquín Lavín, quienes dejaron sus cargos para apoyar las campañas presidenciales de Allamand y Longuiera, respectivamente. Andrés Chadwick dijo que, con sus salidas el “gobierno se compromete con las presidenciales”

Respecto a la renuncia de Lavín, el ministro del interior, Andrés Chadwick admitió que ésta fue anticipada, atribuyéndolo a la repentina decisión de Luciano Cruz-Coke de iniciar una campaña senatorial como representante de Evópoli.

“Si se adelantó el algo el tema, fundamentalmente está dado por el hecho de que el ministro Cruz-Coke tomó en estos días su decisión de ser candidato a senador. Se adelanta un par de semanas, no creemos y el Presidente juzgó que ya era un tiempo razonable y prudente y, al mismo tiempo, es mejor que salgan los dos juntos”, explicó.

Catalina Parot, vocera de la campaña del candidato RN, Andrés Allamand se pronunció en torno al arribo del ex ministro de cultura al comando. Aseguró, además, que la renuncia anticipada de Lavín no generaría desencuentros al interior del conglomerado, pues ambos partidos ganan con la incorporación de los ex secretarios a los comandos presidenciales.

“Independiente que las situaciones en algún momento puedan prestarse para declaraciones más, declaraciones menos, yo creo que en el corto tiempo esto va a significar un re impulso para las dos campañas y por supuesto van a ser una gran contribución a que el candidato que resulte electo en las primarias tenga la fuerza y la potencia para poder llegar a la presidencia, como es nuestro norte y nuestro desafío”, expresó.

En tanto, Felipe Kast, el líder de Evópoli, reiteró que la renuncia del actor, se venía fraguando hace tiempo. Para Kast es fundamental el rol que Cruz-Coke pueda ejercer al interior de la campaña, pues la gente quiere “políticos cómo él”.

“Estoy convencido que va a ser un tremendo aporte para Andrés Allamand contar con Luciano dentro de quienes apoyamos su candidatura, estoy seguro de que viene a refrescar y darle un nuevo impulso a ese llamado que ha hecho Andrés Allamand para que los independientes también participen y vean que no es simplemente un eslogan sino que el abrir la cancha se puede hacer de verdad”, declaró.

Sin embargo, desde la academia se levantan críticas que van más allá de la decisión puntual. Para Claudia Heiss, cientista política del Instituto de Asuntos públicos de la Universidad de Chile, es una falla del sistema como tal, que debilita los gobiernos en su último tramo

“Parece que todo el gobierno y toda la Alianza está solamente pensando en las campañas y eso no es solamente culpa de las personas, sino que es culpa de un sistema que tiene incentivos perversos para empezar a preocuparse del tema electoral y dejar un poco botado el gobierno, siendo que falta casi un año de gobierno todavía. Y están todos tratando de ver cómo van a quedar en el próximo escenario, Lavín y Cruz-Coke están pensando cómo me van a pagar después a mí el favor los candidatos”, criticó la académica.

Respecto a los nuevos nombramientos, el recién arribado ministro de Desarrollo Social es militante de Renovación Nacional, mientras que Roberto Ampuero es cercano al presidente Sebastián Piñera, ambos reconocen tener una relación de amistad iniciada hace 4 años en Miami.